Etiquetas

martes, 27 de abril de 2021

Un permiso para estar fuera de EEUU por largo tiempo es mejor que entregar la residencia

 La pandemia ha revolucionado el mundo con un confinamiento obligado que llena de nostalgia a la gente, principalmente los que están lejos de sus seres queridos. Esos que han querido pasar el encierro unidos con sus familiares, pero los países cerraron fronteras y eso dificulta ese añorado encuentro, ya que retrasa el retorno de los viajeros a esos territorios donde tiene residencia permanente  y crece el temor de perder su estatus migratorios.


Enviar remesas récord a República Dominicana  en base a su trabajo no es suficiente para los migrantes, pues algunos quieren estar en su tierra con su gente, según cuentan dominicanos residentes en Estados Unidos.


Si usted es de esos residentes en Estados Unidos que quiere coger  un vuelo para viajar a su Quisqueya a pasar uno o dos años en su tierra natal, no tiene que entregar su residencia y buscar una visa de paseo, hay otra opción que le permite mantener su estatus.


El doctor Roque Leonel Rodríguez recomienda solicitar el Permiso de Reingreso (I-131)  que otorgan las autoridades estadunidenses por un periodo de dos años.


Es bueno saber que solo se otorgan dos permisos reglamentarios por dos años cada uno, según el experto en asuntos migratorios.


No usar la residencia como si fuera una visa de paseo


“Si entiende que va a vivir mucho tiempo en el extranjero es recomendable que no cometa el error que han cometido dominicanos, por años, de pensar que la tarjeta de residencia es una visa de paseo, ya que no hay ninguna parte de la ley de Migración de EEUU que diga que el residente puede vivir seis meses en República Dominicana  y seis allá, eso es un invento de muchos dominicanos desde los años 60.”


Explica que si un residente dura más de cuatro meses al año fuera del territorio estadounidense, las autoridades presumen que no vive en Estados Unidos y puede ser sujeta de una reclamación. Si se le llama dos veces por esa causa en el aeropuerto,  el oficial puede solicitar la entrega de la residencia sin mandarlo a un juez de migración.


Rodríguez pone como ejemplo personas que lo han llamado desde Puerto Rico donde están varadas porque  allá los oficiales de migración les dijeron que si salen tienen que entregar la residencia a menos que soliciten un permiso I-131, dado que permanecieron en el extranjero por largo tiempo.


¿Cómo y por qué se solicitan el permiso?


Este Permiso de Reingreso (I-131)  lo solicitan personas con problemas de salud, como artritis y otras enfermedades relacionadas con el frio, indica el especialista.


También lo hacen residentes que sus hijos son ciudadanos y estudian en República Dominicana medicina y otras carreras, entre otras personas. 


“Las personas que son residentes que necesitan mantener sus lazos con Estados Unidos  es mejor solicitar un permiso y que no entreguen la residencia” destaca el experto.


Dice que hay quienes no renuncian a la residencia porque tienen pensión del seguro social y si renuncian su situación cambia totalmente, en vista de que se tendrían que ver obligados a solicitar una visa de paseo y viajar con esta cada seis meses. 


¿Qué significa mantener los lazos en EEUU?


Tener lazos, según dice, es declarar sus impuestos, mantener sus compromisos que tenían antes de venir a su país natal, como crédito, cuenta de bancos, sus obligaciones pendientes, sacar allá su licencia de conducir, pero “de todos el más importante es la declaración de impuestos”.


El que solicita el permiso no debe salir inmediatamente de EEUU


La ley dice si tiene más de un año fuera de Estados Unidos si es residente pierde su estatus y ya con 4 meses fuera  el ciudadano está en mora, pero las autoridades de Migración han sido flexibles por el tema de la pandemia y en un memorándum constan que los interesados en solicitar un permiso para salir pueden hacerlo hasta que la situación de contagios del coronavirus mejore. 


El residente que  va a estar fuera de EEUU por un máximo de dos años (Permiso de Reingreso (I-131),  no puede salir de ese territorio  hasta que  reciba la confirmación  de que solicitó el permiso. Se toman las huellas biométricas y luego pueden viajar, pues ese permiso que es como un pasaporte, lo puede esperar allá o viajar y recibirlo en el consulado en República Dominicana, aunque con la pandemia el consulado mantiene restringidos los servicios.


Este permiso es de dos años solo para los que tienen residencia 


Rodríguez explica que los que tienen residencia  condicional de  dos años y  necesitan este permiso, solo se le otorga por el tiempo de vigencia que le queda a la visa. Si tiene un año y le resta un año, es ese el tiempo del permiso.


En cambio, si la residencia es de diez años se la otorgan por dos años y ese permiso “se puede renovar aplicando una vez más y si las autoridades lo aprueban, se lo otorgarán dos veces consecutiva sin perder su estatus.


No hay comentarios:

Publicar un comentario