Etiquetas

lunes, 1 de marzo de 2021

Donald Trump regresa al ruedo político en EEUU.

 Agencias

Orlando, Florida, EE.UU.

Donald Trump está de vuelta: por primera vez desde que dejó la Casa Blanca, el expresidente se dirigió ayer domingo a un público ultraconservador, decidido a recuperar el control de un Partido Republicano dividido que se preguntó si el magnate se presentará a la reelección en 2024.


Donald Trump reafirmó que no fue derrotado en las urnas en 2020 y aseguró que no se propone crear un nuevo partido, sino que el Partido Republicano unido será más fuerte que nunca y ganará las elecciones de medio mandato en 2022 y las presidenciales de 2024.


“En realidad, como saben, (los demócratas) acaban de perder la Casa Blanca, pero es una de esas cosas, pero quién sabe, quién sabe. Incluso puedo decidir vencerlos por tercera vez”, dijo Trump al inicio de un esperado discurso en la clausura de la Conferencia de Acción Política Conservadora, en Orlando (Florida).


“No importa cuánto el establecimiento de Washington y los poderosos intereses especiales quieran silenciarnos, que no quede ninguna duda. Saldremos victoriosos y Estados Unidos será más fuerte y más grande que nunca”, subrayó ante una audiencia claramente de su parte.


Retraso

Trump empezó con una hora de retraso en la que es su primera intervención publica desde que dejó la Casa Blanca el 20 de enero y fue absuelto de su segundo juicio político en el Congreso, esta vez por la toma del Capitolio por partidarios suyos, ocurrida el 6 de enero pasado y con cinco muertes como resultado.


El expresidente republicano no ha reconocido todavía su derrota ante el demócrata Joe Biden, quien asumió la Presidencia el 20 de enero y ha revertido muchas de las políticas de su antecesor, incluyendo la referida a la inmigración.


“La decisión de Joe Biden de cancelar la seguridad fronteriza ha lanzado por sí sola una crisis de jóvenes migrantes que está enriqueciendo a los contrabandistas, a los cárteles criminales y a algunas de las personas más malvadas del planeta”, subrayó el expresidente, quien desde que dejó la Casa Blanca reside en Palm Beach (Florida).


La Administración Biden presentó la semana pasada al Congreso un proyecto de reforma migratoria que posibilita un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados y ha eliminado programas como el que obligaba a esperar en México a los solicitantes de asilo.


Noticia falsa

“Seguían diciendo, va a comenzar un nuevo partido. Tenemos el Partido Republicano. Se unirá y será más fuerte que nunca. No voy a empezar un nuevo partido. Eso fue una noticia falsa”, subrayó. El político de 74 años pronunció un esperado discurso en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, por su sigla en inglés) en Orlando, Florida (sureste). Bloqueado en Twitter y otras redes sociales, Trump ha mantenido un perfil bajo en su complejo de Mar-a-Lago en Florida desde que dejó la Casa Blanca el 20 de enero. Así, la CPAC es una oportunidad para atraer los reflectores.


“No vamos a crear nuevos partidos, no vamos a dividir nuestro poder. Seremos unidos y poderosos como nunca antes”, dijo.


Los partidos políticos estadounidenses suelen tener un ajuste de cuentas después de una serie de reveses como los que ha sufrido el Partido Republicano durante los cuatro años de mandato Trump: la pérdida de la Casa Blanca, el Senado y la Cámara de Representantes.


El partido también quedó marcado por las repetidas mentiras de Trump sobre su fracaso electoral frente al demócrata Joe Biden, su juicio político por incitar a una insurrección en el Capitolio estadounidense el 6 de enero, y la extraordinaria escisión que ha provocado entre los republicanos tradicionales y los populistas pro-Trump.


Pero, en lugar de deshacerse de su problemático líder y trazar un nuevo camino para recuperar el poder, gran parte del partido sigue viendo a Trump como asidero para su futuro.


Es una percepción que él ha fomentado, erigiéndose en un vengativo e influyente republicano. El viernes apoyó la causa de un exasesor contra un congresista de Ohio que votó a favor de su destitución.


Pregunta

Pero si alberga o no ambiciones para 2024 es quizás la mayor pregunta de todas.


“Sé que está comprometido a ayudarnos a recuperar las mayorías en 2022” durante las elecciones de medio término, dijo a la cadena CBS la presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel, asegurando no saber si Trump volvería a ser candidato presidencial.


El expresidente busca “detener a Biden en su camino” bloqueando su agenda progresista en el Congreso, añadió McDaniel.


También minimizó las divisiones dentro de su partido, incluyendo las decisiones de algunos representantes locales de censurar a los republicanos que votaron para impugnar a Trump en la Cámara de Representantes o para condenarlo en el Senado.


SEPA MÁS


Ganar.

Para algunos republicanos como el senador Bill Cassidy, que votó a favor de condenar a Trump en el juicio político, deshacerse del osado multimillonario es fundamental.


“Tenemos que ganar en dos años, tenemos que ganar en cuatro años”, dijo Cassidy a la cadena CNN.


Conferencia.

“Los [líderes] menos populares de nuestro partido son los que quieren borrar a Donald Trump y a sus seguidores de nuestro partido”, dijo el sábado en la conferencia el congresista Jim Banks, presidente del conservador Comité de Estudios Republicanos.


6 de enero.

Los conferencistas, incluidos muchos posibles candidatos para el 2024 del Partido Republicano, han argumentado que el partido debe aceptar al expresidente y a sus seguidores, a pesar del asalto al Capitolio ocurrido el pasado 6 de enero.


No hay comentarios:

Publicar un comentario