Etiquetas

martes, 2 de marzo de 2021

365 días bajo el estado de emergencia y el toque de queda por el Covid-19

 Javier Flores

javier.flores@listindiario.com

Santo Domingo, RD

El primero de marzo de 2020 el Mi­nisterio de Sa­lud Pública in­formaba lo que ya era un secreto a voces, la llegada del coronavirus Covid-19 con la confirmación de que el turista italiano Claudio Pasqualini se con­vertía en la primera perso­na con la enfermedad en el país.


De inmediato, las alar­mas de las autoridades fueron encendidas y antes del final de ese mes se da­ban a conocer las medidas especiales que tratarían en un principio de que el im­pacto de la pandemia no fuera muy fuerte.


Desde entonces, dos estados de emergencia, nueve extensiones del mismo y 20 decretos dife­rentes de imposiciones de toques de queda han sido el soporte principal de las disposiciones del Poder Ejecutivo para frenar el embiste de la pandemia.


De marzo a marzo

El 14 de marzo del año an­terior, el entonces presiden­te Danilo Medina anunciaba que el país implementaría se­rias medidas para impedir el brote de coronavirus a partir del lunes 16.


Dentro de las medidas esta­ban el cierre de las fronteras, la prohibición de vuelos y la cancelación de las activida­des públicas.


Esas medidas serían respaldadas por la prime­ra declaración de estado de emergencia, que se rea­lizaría cuatro días después de celebrados los comicios municipales extraordina­rios. El 19 de ese mes, Me­dina promulgaría un Esta­do de Emergencia por 25 días.


Hasta ese entonces, las autoridades de Salud Pú­blica habían reportado dos víctimas mortales, 34 infectados, 61 personas en aislamiento, 55 pruebas pendientes de resultados, 278 casos de seguimien­to por contacto con infec­tados y 54 pruebas dieron negativas al virus.


Un día más tarde se emi­tiría el primer toque de que­da desde el 1998, cuando el país enfrentaba las con­secuencias del paso por el país del huracán Georges. En ese primer toque de que­da quedó prohibido el trán­sito y la circulación de per­sonas desde las 8:00 de la noche hasta las 6:00 de ma­ñana entre el 20 de marzo y el 3 de abril.


Esa declaración de Esta­do de Emergencia fue ex­tendida por 17 días el 14 de abril y fue justamente en ese período en que la población dominicana co­menzó a violar el confina­miento y retornaba poco a poco a las calles y a utilizar el poco transporte público que a pesar de la prohibi­ción circulaba por las prin­cipales vías del país.


El toque de queda de esa extensión funcionó en­tre las 5:00 de la tarde a las 6:00 de la mañana en todo el territorio nacional.


La segunda extensión fue promulgada otra vez por solo 17 días, a pesar de que el Po­der Ejecutivo solicitó 25. Esta extensión estuvo hasta el 17 de mayo, con los mismos ho­rarios restrictivos.


Durante esos 17 días, la Junta Central Electo­ral (JCE) decidió suspen­der y mover la fecha de las elecciones presidenciales y legislativas, que estaban supuestas a celebrarse pre­cisamente ese domingo 17 de mayo.


El doce de mayo, el pre­sidente Medina solicitó la extensión por tercera vez de ese estado de excepción, por 25 días nuevamente para prepararse para la “re­apertura” de la economía.Esa vez el Congreso Nacio­nal aprobó solo 12 días pa­ra extender el Estado de Emergencia atendiendo a que la tasa había bajado, de 3 a 1.6 o 1.8 nuevos conta­gios por cada infectado


La aprobación se pro­dujo tras un acuerdo entre los legisladores, ya que ha­bía un tranque en la posible aprobación por la negación de los diputados opositores para extender el estado de emergencia.


El metro, el teleférico y la Omsa, además de las pelu­querías y salones, comenza­ban a funcionar con distan­ciamiento social y con el uso de mascarillas dentro de ca­da una de esas instalaciones.


Una quinta prolongación del estado de excepción se logró por 17 días y conclu­yó cinco días antes de las elecciones presidenciales y legislativas del 5 de julio. Fue producto del una nego­ciación llamada 30 por 17, donde se involucraron di­putados del opositor Parti­do Reformista.


Los legisladores del PLD, aunque no eran mayoría en esa cámara, lograron con­vencer a varios colegas del PRSC comprometiéndolos a votarpor el proyecto de ley que liberaría el 30% del acu­mulado de cada trabajador en las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).


Mientras diputados de los partidos Revolucionario Moderno (PRM) y Fuerza del Pueblo, que mantuvie­ron su rechazo a la prórro­ga del estado de emergen­cia, señalaron a dos colegas como los principales responsables de lo sucedido, Pedro Botello y Máximo Castro Silverio, vocero del PRSC.


Tras 20 días sin estas me­didas especiales y 15 des­pués de que Luis Abinader resultará ganador de las elecciones, Medina promul­gó la segunda declaración del estado de emergencia por 45 días citando que fue consensuado con el presi­dente electo.


El turno de Abinader

Abinader extendió por otros 45 días ese estado de emer­gencia porque era necesario mantenerlo para combatir el Covid-19. Este fue el pri­mero de cuatro prolonga­ciones que ha emitido hasta la fecha.


Endurecimiento de medidas

Tras las festividades de Nochebuena y Navidad, se reportó un “incremen­to exponencial” en la pro­pagación de la enferme­dad a nivel nacional, que llevó a que el Gabinete de Salud, encabezado por la vicepresidenta Raquel Pe­ña, endureciera las medi­das restrictivas de toque de queda.


Durante los primeros días de este 2021, el toque de queda fue de 5:00 de la tarde de 5:00 de la maña­na, con dos horas de libre tránsito y los fines de se­mana desde el mediodía hasta las 5:00 de la ma­ñana.


Quitando el pie del acelerador

Tras varias quejas y denun­cias por parte de la pobla­ción, el gobierno comenzó a aflojar las medidas a par­tir del 27 de enero ponien­do el toque de queda de lu­nes a viernes de 7:00 de la noche a 5:00 de la mañana y sábados y domingos de 5: 00 de la tarde a 5:00 de la madrugada.


Las personas tienen una gracia de libre tránsito de tres horas, por lo que de lunes a viernes se puede circular hasta las 10:00 de la noche y los sába­dos y domingos hasta las 8:00 de la noche, solo pa­ra trasladarse hacia sus hogares.


No hay comentarios:

Publicar un comentario