Etiquetas

martes, 16 de febrero de 2021

Villas Agrícolas: Sus aceras son un amasijo de metales y gomas

 Helenny Amparo

Santo Domingo, RD

Talleres de mecánica, gomeras y centro de repuestos de vehículos son de los negocios más abundantes entre las distintas calles que conforman el conocido y populoso sector de Villas Agrícolas en el Distrito Nacional (DN).


En función de esto, tantos comercios del mismo tipo y tan cercanos el uno del otro ha motivado a los propietarios a hacer de las aceras, y hasta parte de las vías, sus vitrinas diarias para mostrar sus productos a la población y competir así con sus colegas.


Es el caso de Deivi, propietario del la tienda de adornos y gomas que lleva su nombre, que pasó de tener relucientes aros de automóviles en el interior de su local, ubicado en la calle María Montez en las inmediaciones del Cementerio Nacional Máximo Gómez,  a exhibirlos en la parte frontal del negocio,  junto a las gomas que permanecen de pequeños montones sobre la acera.


No obstante, al ser abordado por el equipo del Listín Diario, aseguró que las colocan en el área peatonal de forma temporal hasta que las introducen al comercio, mientras tanto los transeúntes deben caminar más allá de la orilla de la calle puesto que para la instalación de las piezas que comercializa Deivi, utilizan justo el frente del negocio.


Mientras, Nivar de la Cruz, quien trabaja desde hace aproximadamente un año en un repuesto de la calle Moca, aseguró que la gente que pasa por el frente del lugar ya no se queja. “Pasan normal y tranquilos”, añadió.


De la Cruz afirmó que las autoridades del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) no le han llamado la atención y enfatizó que los comunitarios ya están acostumbrados a lidiar con las dificultades de movilidad.


“La gente sabe, aquí todo el mundo ya está acostumbrado a eso en esta zona”, interrumpió José Báez, compañero de Nivar, al tiempo que corroboró la ausencia de la alcaldía.


Por el contrario, los dueños de “Gómez Gomas”, en la calle Ramón Ramírez, contradijeron a Báez y De la Cruz, argumentando que inspectores del departamentos de Aseo Urbano del ADN sí han visitado la zona y notificado sobre la apropiación del espacio público.


“Nos dijeron que dejáramos un espacio más o menos así (señalando la distancia) y eso tratamos de mantener”, expresó el propietario del referido negocio y quien prefirió omitir su nombre al igual que su esposa con quien forjó el comercio desde hace poco más de cinco años.


Dijeron, además, que “hay personas que exageran y abusan. Obstaculizan completamente las aceras”, al tiempo que subrayaron que por “la terquedad de algunos están pagando justos por pecadores”.


Ofensiva del ADN


Desde el fin de semana pasado las autoridades del ADN iniciaron con los operativos de desocupación, como parte de la fase tres de un plan de recuperación de los espacios públicos con el que pretenden devolver las aceras a los peatones.


Luego de una serie de reportajes del Listín Diario sobre la apropiación del área peatonal y los estacionamientos a ambos lados de las vías en diferentes sectores del Distrito, se tuvo acceso a un proyecto del ADN, dividido en tres fases, para el desalojo de los inconvenientes y negocios  que impiden el libre desplazamiento de los ciudadanos. La primera fase comprende el diálogo entre las autoridades de la alcaldía, la Dirección de Espacios Públicos, la fiscal del Distrito, la Policía Nacional, así como representantes de las juntas de vecinos de los barrios  que conforman al DN.


La segunda fase es la de socialización entre los comunitarios para que los ocupantes cedan voluntariamente, mientras que la tercera comprende la ejecución en la que se procederá con desalojos. El operativo que tuvo lugar el pasado sábado en la intersección de las avenidas Luperón con John F. Kennedy forma parte, precisamente, de la tercera fase, según explicó a este medio la directora de comunicaciones de la alcaldía, Elizabeth Mateo.


Mateo sostuvo que los que se vieron afectados por este operativo ya habían sido notificados y aunque algunos se resistieron a la desocupación no tuvieron otra opción que acatar el desalojo.


“Pensaron que no pasaría y pidieron que ampliaran el plazo”, señaló la representante de la alcaldía, al tiempo que puntualizó que “si la autoridad no cumple en ese plazo se relaja la medida”.


La directora de comunicación sostuvo que se cumplieron todos los procesos legales y se respetó la dignidad de las personas.


¿Cuándo seguirán los operativos?


Mateo explicó que la fase uno, de diálogo con las comunidades, se produjo de manera escalonada, por lo que las localidades tendrán fechas distintas de intervención. En la circunscripción No. 1, que fue la primera en tener las reuniones, algunas barriadas ya están en fase dos y otros en la tres. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario