Etiquetas

jueves, 11 de febrero de 2021

Los transeúntes no tienen por dónde pasar

 Helenny Amparo

Santo Domingo, RD

Vehículos, estufas, camas, gomas; de todo menos peatones se puede observar en las aceras de sectores capitalinos como el Ensanche La Fe, Villa Juana y Ensanche Luperón.

Caminar por las calles en las referidas locaciones se ha convertido en el “sacrificio diario” de los lugareños para poder desplazarse debido a que los vehículos han tomado posesión de las aceras, convirtiéndolas en sus zonas de parqueo a ambos lados de las vías.


Esta realidad que se expande por gran parte de los sectores que conforman el Distrito Nacional no les ha dejado a los peatones otra opción que lanzarse a las calles, arriesgándose a ser atropellados.


Precisamente, mientras esquivaba los automóviles apostados en las orillas y se cuidaba de las motocicletas que transitaban por la calle Francisco Villaespesa, en el Ensanche la Fe, Leonardo Ureña manifestó con notable inconformidad: “tienen todas las aceras ocupadas y hay que tirarse a las calles, regoso (riesgoso) a que un carro mate a uno”.


Ureña espera que las autoridades pongan “mano dura” en los esfuerzos para lidiar con los propietarios de los talleres y negocios de la zona, puesto que considera son los responsables del desorden.


Nueva modalidad


Ante las interminables filas de vehículos que enmarcan las calles, encima o bajo los espacios peatonales, algunos ciudadanos han variado la manera de estacionarse. De parquearse en forma horizontal y paralela a las aceras, ahora lo hacen en diagonal.


Esta modalidad de parqueo abunda en Villa Juana y Ensanche la Fe y aunque permite más terreno para que de un mismo extremo se puedan estacionar mayor cantidad de automóviles, así mismo invaden una proporción mayor de la vía.


Por esta razón la intersección de las calles Francisco Villaespesa y Rafael J. Castillo, en La Fe, se convierte en un escenario de disputa para poder transitar ya que todos quieren avanzar pero nadie cede el paso.


De igual manera ocurre en la avenida Albert Thomas, en el Ensanche Luperón, donde hay suficiente espacio para que los vehículos suban y bajen con desahogo, no obstante los negocios de reparación, de estufas en su mayoría, han acaparado no solo las aceras, sino también gran parte de la avenida.


Señales invisibles


“No estacione”, es lo que dicen las señales ya desgastadas y que parecen hacerse invisibles ante los ojos de los conductores que, como si se tratara de una invitación, dejan sus vehículos enfrente de los letreros.


Por otro lado, los comerciantes aprovechan el hierro que sostiene la señal para apoyar las gomas y otros elementos de sus talleres.


En los tres sectores visitados por un equipo del Listín Diario, y que corresponden dos  a la circunscripción número tres (Ensanche Luperón y Villa Juana) y uno (Ensanche la Fe) a la circunscripción dos del Distrito Nacional, se pudo observar como para reservar los parqueos de su clientela los dueños de negocios han implantado el despliegue de barricas y recipientes con cemento que fungen como conos de tránsito.


Ante la situación que ha alterado los roles, con gente por las calles y vehículos en aceras, los ciudadanos solo esperan que “algún día” se remedie la problemática


Autoridades


Ayer en el Desayuno de LISTÍN DIARIO, la alcaldesa del Distrito Nacional, Carolina Mejía, dijo que su administración contempla aspectos que no se habían previsto en la regulación del uso de los espacios públicos y su adecuación para garantizar la seguridad sanitaria de los ciudadanos, especialmente a raíz de la pandemia de la Covid-19.


Precisó que ante la evidente ocupación masiva de espacios públicos,  hace unos meses le dijo a mi equipo que “tenemos que hacer una reglamentación para la peatonización de espacios públicos y ya está sometida al Consejo”.


Villa Consuelo y Villa Juana constituyen dos de las principales zonas “críticas” para la recuperación de sus espacios en la ciudad capital.


 SEPA MÁS


Preocupación.


El apoderamiento de las calles y aceras de forma irregular por parte de los capitaleños es otra de las vicisitudes a las que se enfrenta la alcalde­sa Mejía en sus labores, quien incluso tildó como su “mayor dolor de ca­beza” la desocupación de estos espacios.


2 de Agosto


La alcaldesa del Distrito Nacional hizo un llama­do a la “concientización ciudadana” para contra­rrestar la situación que ha sido objeto de que­jas en los últimos días, en reportajes publicados por este diario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario