Etiquetas

martes, 16 de febrero de 2021

"El reto ahora es cumplir la vacunación en el menor tiempo"

 Doris Pantaleón

doris.pantaleón@listindiario.com

Santo Domingo, RD

La tardanza que ha tenido el país para recibir las primeras dosis de vacunas contra el Covid se convierte en un ingrediente muy inconveniente para poder frenar el virus que sigue cobrando muchas vidas e infectando a un porcentaje importante de la población, advierte el reconocido cardiólogo Pedro Ureña.


Dijo que a esa tardanza se suma que no hay una campaña de comunicación abierta donde se  eduque y oriente a la población sobre la seguridad e importancia de acudir a vacunarse una vez esté disponible.


“Mientras más tiempo pase corremos un riesgo muy peligroso y es que el país pueda empezar a tener sepas que se hagan resistentes a las vacunas existentes y si ese es el caso perdemos la oportunidad”, advirtió.


El doctor Ureña hizo el señalamiento al participar como invitado en la “Cita con el Covid” que se transmite cada lunes a las 9:00 de la noche Listindiario.com, conducido por su director Miguel Franjul y la periodista Doris Pantaleón.


Recordó que en la medida en que la efectividad de la vacuna desaparezca frente a nuevas cepas se tendrá que rediseñarlas, lo que significa más tiempo, más medidas de contención, más propagación y más muertes.


Dijo que se está ante una carrera frente a esta enfermedad y la solución a mano que se tiene es la vacunación. En su opinión el gran reto del país es poder montar una logística que le permita cubrir a la población en poco tiempo.


  Qué hacer 


Mientras llegan las vacunas, el doctor Ureña aconseja como estrategia tener una mejor claridad sobre lo que está pasando con el virus en el territorio nacional, “porque lamentablemente se tiene una neblina epidemiológica, porque no se tiene un programa de testeo generalizado que ofrezca una idea de la realidad de la circulación del virus en los campos, en los barrios, en las regiones”.  Esto, explica el especialista, porque en el país lo que se tiene es un esquema en el que la prueba diagnóstica del Covid se la hace el que puede, que por lo general es la persona que  siente síntoma, o tuvo contacto, que va a viajar o porque en el empleo se la exigen, lo que da una tasa de positividad o negatividad que no es real.


Lo que se recomienda, explicó el cardiólogo, es hacer el mayor número posible de pruebas para tener una real idea de la positividad y en base a eso tomar medidas, además se debe limitar la migración sin una prueba, siendo selectivos con los países cuyos ciudadanos puedan entrar al país.


Señaló que si se va aceptar el turismo se debe exigir una prueba o una cuarentena a las personas que llegan con sospecha del virus.


  Situación difícil Para el doctor Ureña, aunque el optimismo siempre debe prevalecer, es indudable que el mundo se encuentra ante una situación difícil frente a la pandemia del Covid con olas de aumentos significativos de casos y alta mortalidad y que República Dominicana no escapa a esa realidad. Dijo que la vacunación ofrece una esperanza que no se tenía meses atrás, pero que hasta que no se implemente la vacuna hay que cuidarse y adoptar medidas que protejan a la población, ya que hasta que se consiga la inmunidad va a pasar un tiempo en el que pueden cobrar muchas vidas.


 La logística de vacuna


El doctor Ureña entiende que lo ideal es empezar a vacunar los grupos que pueden tener mayores complicaciones y los que están trabajando más directamente con el virus. En ese sentido la parte médica y paramédica, porque se sabe que las complicaciones dependen mucho de la carga viral y esas personas son las más expuestas. “En estos momentos debe haber dos aspectos importantes: una campaña de educación que convenza a las personas de que la vacuna es segura y que deben vacunarse, y tener un levantamiento hecho de donde están los grupos vulnerables y cómo van acceder a las vacunas”, dijo.


Indicó que a nivel privado se tienen serias limitaciones para el ingreso de pacientes, porque algunas clínicas no ingresan pacientes con Covid por no tener áreas habilitadas para ello. “La realidad es que casi todos los días tenemos la situación de que no se tiene camas para ingresos por lo que constantemente tenemos que estar llamando a diferentes centros para encontrar una cama”.  Dijo que lo que ve ahora es que los casos siguen subiendo y que eso lo vive a diario con pacientes que requieren ingreso y que entiende  que las cifras de muertes que se reportan están muy vinculadas a la cantidad de casos de contagios que está teniendo el país.


SEPA MAS


Gran reto.  Recordó que el país nunca ha hecho una vacunación tan amplia en tan poco tiempo, lo cual es un reto que se tiene por delante frente a la inmunización contra el Covid. Dijo que una de las ventajas que se tiene es que se ve lo que está pasando en otros países, y aunque se vacuna en inicio un millón de dominicanos se debe seguir con las medidas de prevención porque el resto estará en riesgo de contagio.


Presión. En torno a la ocupación de camas  hospitalarias, el doctor Ureña aseguró que aunque los registros nacionales muestran una reducción en la demanda, la realidad que se vive en el sector privado es distinta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario