Etiquetas

martes, 12 de enero de 2021

El Covid-19 le trastorna la vida a Robert Pigozzi

 Ramón Rodríguez

Santo Domingo, RD

La pandemia del corona­virus ha sido catastrófica para el mundo, particular­mente para el deporte. “Me ha sacado de mi ru­tina de vida: las competen­cias de esquí acuático” a ni­vel internacional, confiesa con tristeza Robert Pigozzi, ganador de la primera y única medalla de oro Pana­mericana en esquí acuático modalidad slalom, hazaña lograda en agosto de 2019, en Lima, Perú.

“No poder competir y quedarme en casa ha sido muy duro”, expresa con mucha pena Pigozzi, un jo­ven de 23 años cuya “adre­nalina” se manifiesta ha­ciendo lo que le apasiona: esquiar.


Desde hace casi un año, todo se ha limitado a to­mar sus aperos e irse al la­go artificial creado por su padre Mario Pigozzi, en la comunidad de Boca Chica, especialmente para la prac­tica de este deporte.


Inercia


Desde marzo del año pa­sado, Robert no ha podido asistir a ningún evento in­ternacional a los que estaba acostumbrado.


“Me la pasaba viajando (por diferentes países del mundo), con por lo menos 6 torneos al año”, observa apenado el especialista en esquí acuático, que ha visto detenida su carrera por casi un año.


Con nostalgia apunta que no poder competir y obliga­do a quedarse en casa por la clausura de las activida­des le “ha sido muy duro”. “No tener la adrenalina de competir, de verdad que me hace mucha falta”, reitera el joven atleta que llamó la atención de los dominica­nos cuando en los Juegos  Panamericano de Lima, en 2019, entregó una de las once medallas de oro obte­nidas por República Domi­nicana y que por primera vez llevó al país a ocupar el noveno lugar en el medalle­ro general de esos juegos.


Confinado en su hogar del municipio de Boca Chi­ca, Pigozzi afirma que no siente motivación para se­guir entrenando, pero su pasión por el esquí acuático le hace tomar sus equipos e irse al lago.


Su madre Niurkys Perdo­mo junto a su padre Mario Pigozzi, han jugado un pa­pel importante en la mo­tivación para no perder la esperanza de regresar a las competencias.


“No ir a un aeropuerto, no tomar un avión, no sen­tir la sensación de estar en un país en el extranjero, no estar en una competencia, ha sido muy doloroso para mí, porque eso lo vivo con mucha pasión”, sigue di­ciendo, estudiante de tér­mino de término de Comu­nicación Digital en Unapec.


Pigozzi dice haber perdi­do la constancia de estar en las competencias interna­cionales donde recuerda, se vive una atmósfera de mu­cha emoción.


Sin embargo, el esquia­dor acuático dominicano no tiene de otra que seguir entrenando y complementa esa actividad con actividad de preparación física en el gimnasio.


“Eso es lo que han segui­do haciendo mis compañe­ros de otras naciones”, dice Pigozzi, quien no ha per­dido la comunicación con otros grandes esquiadores del mundo con los que sue­le encontrarse en los even­tos. Extraña eventos como el US Masters, competen­cia donde afirma “se vive una experiencia única, don­de hay muy buenos compe­tidores” que hacen del am­biente muy emocionante porque están los mejores del mundo.


Añoranzas


Anhela los eventos euro­peos, especialmente aque­llos que se convocan en Es­paña, Italia, Francia y otras naciones de la región.


Sin embargo, Pigozzi  mantiene la esperanza de que “pronto todo esto pasa­rá y volveremos a la norma­lidad”.


“Espero ese momento con mucha ansiedad”, aña­de el laureado atleta.


Es por esa expectativas que mantiene la constancia de irse al lago Catalina, en Boca Chica, para seguir sus entrenamientos y no perder la forma.


Allí donde opera una aca­demia dirigida por su pa­dre Mario Pigozzi, también acuden más de una veinte­na de jóvenes que animan la actividad y mantienen vi­va la emoción de Robert de seguir activo en el deporte que le apasiona desde que tenía 12 años, llevado de la mano de su padre.


En esa academia también han recibido a atletas que vienen del extranjero.


A pesar de la paralización de las actividades “me sigo preparando, no paro para no perder la costumbre y la forma”, señala Pigozzi, pa­ra añadir que se está pre­parando sin nada en el am­biente.


“En lo personal, hay que seguir mejorando. Com­pito contra mi mismo para mejorar”, expresa Pigozzi, quien afirma que sus mar­cas siguen constantes, cla­ro, con técnicas mejoradas y con más experiencia.


 SEPA MÁS


 Lidiando con nueva realidad


 Lo aprendido


Debido al confinamiento en su hogar Robert Pigo­zzi ha aprendido algunos quehaceres del hogar, los que comparte con sus hermanos Andrea, Paolo y Franchesca.


Entretenimiento


Tiene como hobbie la fo­tografía, hacer turismo interno y los videos jue­gos. También le apasiona el género musical de re­gueatón.


Ranking


Desde 2019 está situado en la cuarta posición del ranking mundial de es­quí acuático. Le antece­den los británicos Fred Winter y William Asher, y el canadiense Stephen Neveu.


No hay comentarios:

Publicar un comentario