Etiquetas

jueves, 12 de noviembre de 2020

Sanz Lovatón plantea limitar autonomía del director de Aduanas

 Jhenery Ramírez

Santo Domingo, RD

A Eduardo Sanz Lovatón le parece jocoso dejar de ser un abogado que peleaba con las autoridades fiscales para convertirse en cobrador de impuestos desde la Dirección General de Aduanas (DGA).


Ahora, desde su posición, lo que busca es eliminar las “politiquerías” y, a través de una reforma a la ley de Aduanas, impulsar una organización totalmente autónoma.


Él mismo lo interpreta: en teorías, Aduanas es una entidad autónoma, pero en la práctica existen algunos cuestionamientos con reformas administrativas que se han realizado en ese organismo.


El director general de la institución, quien cumplirá 90 días en el cargo, desea la suya sea la administración aduanera más decidida para reformar la ley de aduanas, la cual data desde el año 1953 y tiene 15 años en el Congreso Nacional sin haber sido modificada porque, según Sanz Lovatón, hace falta voluntad política.


Solo la reforma de la ley permitirá la autonomía de la DGA y, de acuerdo con el funcionario, esta es la razón de que se haya protegido la normativa, pues eso implica una gran discrecionalidad y le da un poder al director de Aduanas que a Sanz Lovatón le produce miedo.


“Con esta ley, el director de Aduanas puede eliminar una multa de cientos de miles de pesos, y es legal hacerlo. Hemos tratado que eso se regularice, esperando que se haga la reforma”, asegura Sanz Lovatón, quien participó en el Desayuno de Listín junto al subdirector técnico de la entidad, Gabino José Polanco, y al subdirector de Tecnología y Comunicaciones, Daniel Peña Fernández.


En el encuentro, donde también participaron el presidente de Editora Listín, Manuel Corripio; el director de este diario, Miguel Franjul, y el subdirector, Fabio Cabral, Sanz Lovatón mostró interés por sacar de la Cámara de Diputados la ley de Aduanas en las próximas legislaturas, por lo que se ha creado una mesa de trabajo para tales fines.


Adquisición de rayos X


Una vez esto se cumpla, como espera el titular de la DGA, República Dominicana estará más preparada para ser un hub logístico, un potencial que ya tiene porque cuenta en una misma infraestructura con muelle, puerto y aeropuerto en provincias como Santo Domingo, Punta Cana, Puerto Plata, Montecristi y Barahona.


Sin embargo, para que el país sea un hub, Sanz Lovatón destaca un elemento que también debe priorizar: la tecnología.


El representante de las aduanas dominicanas explica que a partir de enero de 2021 comenzarán las licitaciones para adquirir equipos de rayos X en los muelles y puertos que generen mayor seguridad en los procesos aduanales, y ayuden a disminuir los negocios ilícitos y el contrabando.


Sanz Lovatón señala que esto conllevará una inversión “de miles de millones de dólares”, por lo que se está tanteando la posibilidad de hacer alianzas público-privadas.


“Ese es el interés de la comunidad internacional; que tengamos los mejores equipos porque eso nos ayuda con la seguridad y tratar de parar los ilícitos, que es uno de los dolores de cabeza de esta gestión. Vamos a facilitar el comercio, pero jamás a costa de la seguridad (…)”, dijo.


Y agregó que desde su punto de vista sobre los rayos X, las cámaras de seguridad, los drones y los programas de tecnología son esenciales”.


El funcionario reconoce que los países que desean desarrollarse no pueden dar la espalda a las transformaciones que está registrando el mundo. Y por si él lo olvida, su hija, de 15 años, está preparada para montarle, en su propia casa, su primera protesta.


Al respecto, el titular de la DGA cuenta, entre risas, una anécdota: “La parte tecnológica es muy importante. Hay cosas en el comercio que tú no la puedes evitar. Yo le voy a dar un ejemplo: yo llegué a mi casa el otro día con el tema de los anuncios impositivos que el Gobierno comenzó a contemplar y yo encontré la primera protesta en mi casa, con mi hija de 15 años, porque ella compra por internet sus cosas”.


El subdirector de Tecnología y Comunicaciones de la DGA, Daniel Peña Fernández, considera que la tecnología va a ayudar al cambio cultural para que Aduanas no sea un ente regulatorio puramente, fomentando una cultura de servicio, en donde la automatización sirva para agilizar los procesos.


Al final, este mismo tema se reduce a un objetivo: impulsar al país como el puente comercial y logístico de las Américas.


Sanz Lovatón cree que el país  saldrá de la crisis y que todos los estragos económicos generados por la pandemia serán vecnidos.


 CONFIANZA


Inversión


El funcionario dijo que la expansión del muelle de Caucedo es una demostración de la confianza que ha generado  el nuevo Gobierno en el sector económico.


Consideración


La gente está invirtiendo y exportando, hay un ánimo optimista en República Dominicana dentro de la situación de la pandemia.


Prioridad


La frontera es un punto importante en la gestión de Sanz Lovatón porque Haití es el segundo principal socio comercial de la nación dominicana.


 




No hay comentarios:

Publicar un comentario