Etiquetas

domingo, 8 de noviembre de 2020

Elecciones USA: Otro show histórico

 Redacción Lectura de Domingo

El Mundo / Madrid, España. El País /Madrid España Agencias.

 La incertidumbre so­bre el recuento y los resultados de las elecciones en Esta­dos Unidos solo se contagió durante unas horas a las bolsas en Europa, que inicia­ron fuertes caídas, aunque con­siguieron ligeras revertidas y de manera contundente, a medida que avanzó el conteo de votos. El miedo de los inversores no era tanto que ganara uno u otro, sino todo lo contrario: los programas económicos de ambas candida­turas eran tan disímiles que no sabían cuales estrategias iban a emprender de manera concreta.


Joe Biden había logrado hasta el cierre del miércoles un total de 253 votos electorales frente a los 214 de Donald Trump y desde esa fecha era el mejor posicionado pa­ra llegar a los 270 necesarios pa­ra adjudicarse la victoria electoral. El candidato demócrata aventaja­ba también al republicano en voto popular (50,2% a 48,2%) y tenía todas las papeletas para seguir in­crementando su ventaja en el re­cuento de los votos por correo.


En una declaración que mar­cará la historia, Donald Trump se autoproclamó vencedor de las elecciones y pidió al Tribunal Supremo que suspenda el escruti­nio de los votos. Este organismo, li­derado por republicanos, lo com­plació.


Dirigiéndose a sus seguidores en la Casa Blanca, el jefe del Es­tado y del Gobierno había pro­clamado que “francamente, he­mos ganado estas elecciones”, y mantener el escrutinio de los vo­tos “es un gran fraude para nues­tro país”. Por eso, “para mante­ner la integridad” del proceso, le exigimos al Tribunal Supre­mo que todo el voto termine. No queremos que encuentren votos a las cuatro am y los añadan a la lista, ¿okay?” Con esas palabras, el presidente había dejado claro quién era el Estado: “En lo que a mi concierne, ya hemos gana­do”.


La respuesta de su rival no se hi­zo esperar. El equipo de campaña de Joe Biden afirmó que sus abo­gados están “listos para actuar”. “Si el presidente hace efectiva su amenaza de ir a los tribunales para impedir el recuento de vo­tos, tenemos a nuestros equipos legales listos para actuar”, dijo­la directora de campaña de Bi­den, Jen O’Malley Dillon.


La ‘disputa’ continuó vía Twit­ter Trump afirmó que “estaba li­derando, sólidamente, en mu­chos estados clave, casi todos gobernados y controlados por los demócratas”. El presidente volvió a sugerir la existencia de fraude, al denunciar la aparición de “pa­peletas sorpresa”. “Luego, uno a uno, empezaron a desaparecer mágicamente mientras se con­taban papeletas sorpresa”. “muy extraño”, resaltó en mayúsculas el mandatario. “Los encuestado­res lo entendieron completamen­te e históricamente mal”. Y se ha cuestionado cómo es posible que “cada vez que cuentan, los votos sorpresa son tan devastadores en su porcentaje y poder de destruc­ción”.


En la misma red social, Joe Bi­den insistió en que “no descan­saremos hasta que cada voto sea contado”.


El escrutinio del voto se de­tuvo. Hasta el pasado viernes, Trump tenía 214 votos electora­les de los 270 que necesitaba para ganar, y su rival Joe Biden cuen­ta con 253. En siete de los 50 es­tados del país (Michigan, Geor­gia, Pensilvania, Carolina del Norte, Alaska, Arizona y Nevada) todavía no hay ganador.


Biden: Vamos a ganar


Joe Biden ha asegurado que va a resultar ganador. “Va a demorar el conteo de los votos, pero va­mos a ganar en Pensilvania. Te­nemos que ser pacientes para que acabe el recuento. Seguimos en la pelea en Georgia. Hemos gana­do en Wisconsin. Somos optimis­tas en Michigan. Creemos que es­tamos en el camino de la victoria. Vamos a ganar. Mantengo la fe”.


Trump: “Nos quieren robar”


De su parte, Donald Trump ya se había valido de su habitual red social Twitter para denunciar un supuesto fraude electoral.


“Vamos muy por encima, pe­ro nos están intentando ROBAR la victoria. Nunca dejaremos que lo hagan. ¡No se pueden emitir votos después de que las urnas estén cerradas!”, escribió en su cuenta de Twitter rompiendo un inusual silencio de varias horas en esa red social.


Twitter, que ha prometido actuar contra las fake news, no tardó en catalogar el tuit de Trump como potencialmente “engañoso”. También en Twitter, Joe Biden alentó a sus seguidores a los que ha animado a “mante­ner la fe”. El candidato demócra­ta aseguró: “Vamos a ganar esto”


Elecciones cuestionadas


La campaña de reelección de Do­nald Trump ha cuestionado todo de manera agresiva. Ha acusa­do sin tener pruebas los procedi­mientos establecidos en algunos estados clave, como Pensilvania, para aceptar y contar aquellos vo­tos por correo, que debieron lle­gar después del día de las elec­ciones. “En cuanto se acaben las elecciones, vamos a entrar con nuestros abogados”, dijo Trump en referencia al recuento en Pen­silvania, donde serán válidos los votos por correo que se recibie­ron en los tres días posteriores a la fecha límite.


El mandatario y su equipo han allanado el terreno para po­sibles juicios desde hace meses, al sembrar desconfianza en el voto por correo -a pesar de que no hay pruebas de que pueda llevar a un fraude generalizado- e insistir en que el resultado que debería contar es el de la noche electoral.


Donald Trump ha seguido los resultados de las elecciones des­de la Casa Blanca, en una fies­ta con al menos 200 invitados de su campaña, y planeaba ha­cer una declaración pública, tras opinar en Twitter que los resul­tados le depararán una “gran victoria”. Cuando Trump tui­teó, tenía garantizados al menos 175 delegados de los 270 que necesita en el Cole­gio Electoral para lograr un segundo mandato, frente a los 223 que acumulaba Bi­den. Se espera que el resul­tado de las elecciones sea ajustado y pase por los mis­mos tres estados que dieron la Casa Blanca a Trump por un margen muy estrecho en 2016: Pensilvania, Michigan y Wisconsin.


En caso de no ser reelegi­do, Trump sería el quinto pre­sidente en la historia de los Estados Unidos que no repite mandato. El primero de ellos fue Herbert C. Hoover en 1932, no consiguió revalidar sus cua­tro años de mandato. Tras él co­rrieron la misma suerte Gerald Ford, Jimmy Carter y Gerge H. W. Bush.


Situación actual


en algunos estados claves


La presidencia de EEUU estuvo a la espera del recuento en seis estados. Salvo en Alaska, donde se encuentra en el 56% del es­crutinio, en Pensilvania, Geor­gia, Carolina del Norte, Arizo­na y Nevada estuvieron hasta el miércoles pasado entre el 90 y el 95% . Arizona: Un grupo de simpatizantes del candidato re­publicano Donald Trump, rodeó el pasado miércoles un centro de recuento de votos en el con­dado de Maricopa, al grito de «¡contad los votos!».


Nevada: En el estado de Ne­vada el recuento también fue muy retrasado. Con el 75% de los votos escrutados, la dife­rencia que separaba a Biden y Trump fue, además, muy peque­ña, de apenas unos miles de vo­tos a favor del demócrata.


Pensilvania: Los responsa­bles del recuento en este Esta­do aceleraron el conteo final, aunque han advertido de que lo más probable es que no dis­pongan de los resultados defi­nitivos por el momento ya que se recibieron 2,6 millones de votos anticipados. Trump, ade­más, ha presentado un recurso para paralizar el recuento de estas papeletas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario