Etiquetas

miércoles, 2 de septiembre de 2020

María: en la capital fue que el ciclón acabó

 Luz María Durán, quien tam­bién tiene 101 años, re­cuerda que ese fenóme­no atmosférico provocó vientos fuertes y que en la región Este y la capital causó inundaciones.


Cuando en septiem­bre de 1930 la República Dominicana fue azotada por el ciclón San Zenón, Luz María Durán tenía 11 años. Cursaba el quin­to curso de primaria en la Escuela México, de San­tiago, dónde vivía con su familia, en una casa de madera y zinc.


Rememora que la di­rectora de la escuela pasó por todos los cursos para despachar a los estudian­tes a sus casas.


“Yo era muy niña cuan­do eso, yo nací en el 1919 y el ciclón fue en el 1930”, precisa. Debido a los fuer­tes vientos, dice que no la dejaban acercarse a la puerta en la casa y la aga­rraban sus parientes por­que entendían que era peligroso, aunque escu­chaba los comentarios de que en la capital fue que el ciclón acabó.


Oyó referir también que cuando la gente pen­só que el ciclón había pa­sado, salió a las calles, pe­ro que ahí fue que causó daños porque en ese mo­mento era que recobraba fuerza y entraba de lleno a Santo Domingo.


Días después, pudo re­tornar a la escuela y la profesora les pidió a los alumnos que llevaran ro­pas para distribuir a los niños de escasos recursos que habían sido más afec­tados por el ciclón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario