Etiquetas

miércoles, 9 de septiembre de 2020

En Iglesia de los Dominicos, el zodíaco adorna una capilla

 Carmenchu Brusíloff

Santo Domingo, RD

Con mi hijo Alexis, en estos días de pandemia visito la Ciudad Colonial de Santo Domingo, a la búsqueda de edificios y espacios con anécdotas o leyendas. O en los que ocurrió o existe algo que sea excepcional, como son los signos astrológicos en el Convento de la Orden de Predicadores de América. Más conocido como el Convento de los Dominicos.


Desde el Parque Duarte lo vemos al otro lado de la acera, en la calle Padre Billini. Alexis cruza a una acera de la calle Duarte para tomar la foto que acompaña este artículo para el Listín.  


La Capilla del Rosario


Si falta tiempo para hacer un recorrido por el interior de la iglesia, la primera visita ha de ser a la capilla del Rosario, para admirar en su bóveda de piedra una inusual representación en un templo: los 12 signos del Zodíaco. Al respecto hay, empero, varias interpretaciones: son los 12 apóstoles, los 12 profetas o las 12 puertas de Jerusalén en el Apocalipsis. Mientras las cuatro grandes figuras con atributos mitológicos (Júpiter, Marte, Saturno y Mercurio) dícese que encarnan las cuatro estaciones del año. El arqueólogo alemán Erwin Walter Palm calificó estas representaciones astrológicas como ‘únicas en el ambiente hispanoamericano’. 


(Se cree que a nivel mundial no hay más de cuatro iglesias católicas donde esté representado el Zodíaco). 


El sermón de Montesinos


Desde el púlpito de este templo, en diciembre de 1511, Fray Antón de Montesinos pronunció el sermón que marcó el comienzo del cristianismo liberador: ‘Yo soy la voz que clama en el desierto’. La iglesia fue además asiento de la Universidad de Santo Tomás de Aquino, la primera universidad del Nuevo Mundo. En su nave central se celebraban las investiduras. 


Otros detalles


El Convento fue uno de los pocos edificios respetados por el pirata Drake durante su invasión a la ciudad. Aunque Drake no quemó este conjunto de convento e iglesia, sí se llevó sus obras de arte. Las actuales, aunque muchas antiguas, fueron adquiridas a fines del siglo XX. 


Por daños sufridos en varias ocasiones a causa de terremotos, a partir del siglo XVIII ha sido remodelado o intervenido unas cuantas veces. La última, en 1971 por un equipo de profesionales dominicanos, entre ellos el arquitecto César Iván Feris.


La iglesia, cuyo interior es de estilo gótico isabelino, tiene en su fachada principal un arco de medio punto apuntado, conservando mosaicos del siglo XVI. En este frente resaltan el medallón con el escudo dominico y el rosetón. Entre las pilastras destaca una decoración de estilo barroco con relieves de tallos y hojas. 


Capilla de la Confraternidad


La fachada principal de la iglesia del convento da hacia una plaza que comparte junto a la que en un tiempo fue Capilla de la Tercera Orden o Capilla de la Confraternidad, cuyo edificio data de 1759. En el siglo XIX fue utilizado como local del poder legislativo, academia de música y salón de conciertos. A fines del siglo pasado fue sede de la Pastoral Juvenil. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario