Etiquetas

miércoles, 9 de septiembre de 2020

Campanas de bodas: ¡Un amor más fuerte que el Covid-19!

 MARTA QUÉLIZ

marta.queliz@hotmail.com

Santo Domingo, RD

Shanell Cartagena y Dylan Dopson ya son marido y mujer. Así lo anunció Robert Rave­nelle, quien ofició la ce­remonia. LISTÍN DIARIO cuenta su historia porque han sido mu­chas las bodas que el Covid-19 ha truncado, mientras que la de ellos, aunque le puso muchas tra­bas, no logró contaminarla.


Fue una boda muy especial. Lo­graron casarse con la presencia de una mínima parte de los invita­dos que tenían previstos. Sin em­bargo, esto no limitó a familiares y amigos a que se vistieran de ga­la y disfrutaran de ese importante momento para estos jóvenes. Por zoom, los siguieron desde Espa­ña, Argentina, República Domini­cana, Netherland y desde varias ciudades de Estados UnidosDe he­cho, una de las grandes trabas que tuvieron Shanell y Dylan fue no contar con la presencia de los pa­dres de la novia. El padre reside en República Dominicana y la madre en una ciudad de Estados Unidos.


La ceremonia se realizó en Mas­sachusetts. Los padres del hoy es­poso, Jennifer y Daniel Dopson, que residen en de Maryland, tam­bién debieron movilizarse.


“La planificación de esta boda

se había hecho con mucho tiempo de antelación. Queríamos hacer algo bonito y memorable para nuestra hija, y aun cuando el coronavirus amenazaba con afec­tar la humanidad, teníamos la es­peranza de que el matrimonio se realizara. Pero, conforme pasaba el tiempo y la situación empeora­ba, comenzamos a preocuparnos por no poder estar ahí con nues­tra hija o porque no se realizara. De verdad que fue muy angustio­so”, cuenta Luis Felipe Cartagena, padre de Shanell. Finalmente, los padres pudieron asistir.


Para Rosario Núñez, madre de Shanell: “El amor lo supera to­do, busca la forma de manifestar­se siempre, procurando el bien de todos, y es así como dos jóvenes enamorados, aun en medio de la situación que nos arropa por la pandemia, se limitaron en todos los aspectos, pero no se limita­ron ni se detuvieron en hacer rea­lidad su deseo de entregarse el uno al otro; planearon todo con fe, primero, velando en todo mo­mento por la seguridad y protec­ción de todos, pero siempre con la determinación de consumar su amor, uniéndose formalmente en matrimonio ante algunos de sus más cercanos familiares, amigos y relacionados”.


Resalta que, pese a las dificul­tades, fue una hermosa ceremo­nia llena de muchos momentos emotivos, lágrimas y risas de fe­licidad, y al mismo tiempo cum­pliendo con todas las restriccio­nes gubernamentales y estatales. “La boda se realizó con mucho menos de la quinta parte de los invitados, con distanciamien­to social, usando mascarillas. En cambio, se trató de mante­ner presente de manera virtual a quienes no pudieron estar física­mente en la celebración”, comen­ta Núñez.


La planificación

La pareja fue sorprendida con una presentación donde fueron compiladas todas las cortas gra­baciones enviadas con felicitacio­nes y los mejores deseos de ami­gos y familiares. Esto añadió más emoción, sensibilidad y alegría a la solemne ceremonia. Ante este desborde de sentimientos culmi­nó en paz y en gozo la noche. “Es­ta conmovedora demostración de amor, de apoyo y de compren­sión nos demuestra que el amor lo puede todo, superando las difi­cultades que estamos enfrentado por el coronavirus, y es él que ha posible que hoy Shanell y Dylan puedan continuar unidos como esposos con la bendición de Dios y de todos”, concluye la madre de la hoy esposa.


La ceremonia

Fue realiza en Zuka’s Hilltop Barn, en Spencer, Massachusetts, USA, y el cortejo lo formaron Aa­ron Dopson, Evangeline Feliz, Ni­cole Bongiovanni, Paulette Car­tagena, Deanna Dopson, Rachel, Duncan, Emiangely Fernandez, Kathryn Graydon, Yulia Kano, Kayley Millard, Kiara Serret, Na­thalie Vega, Jon Forrest, Daved Paddack, Peter Serencsics, Anais Nina, Michael Nina.


 CLAVES

La pareja

Shanell es subdirectora Se­nior del Departamento de Admisiones de Bentley Uni­versity en Waltham, MA, y Dylan como contadorfinacie­ro en TJX Corporation.


No hay comentarios:

Publicar un comentario