Etiquetas

jueves, 20 de agosto de 2020

El presidente argentino responde a manifestantes: "No nos van a doblegar"

 EFE

Buenos Aires, Argentina

El presidente argentino, Alberto Fernández, aludió este miércoles por primera vez, aunque de forma indirecta, a los manifestantes que protestaron en contra del Gobierno este lunes con varias consignas, entre ellas la oposición a la reforma judicial que pretende llevar a cabo el oficialismo y el fin del aislamiento por la pandemia.


En una videoconferencia con varios gobernadores, en la que se anunciaron nuevos planes de obras públicas, Fernández fue tajante al asegurar que su Gobierno no se va a "doblegar" frente a los que gritan, en una referencia indirecta a quienes se manifestaron el pasado lunes.


"Si hoy en estas cinco provincias estamos inaugurando obras es porque con inteligencia enfrentamos la pandemia, y hoy podemos hacer lo que estamos haciendo. Hay un Estado decidido a seguir adelante con este plan y no nos van a doblegar los que gritan. Los que gritan suelen no tener razón. Nosotros sabemos a qué vinimos", aseguró el mandatario.


En ese sentido, Fernández defendió su gestión de la pandemia e instó a "dejar de lado las falsas disputas, las mentiras, los falsos discursos y las falsas palabras".


"Viendo lo que fuimos capaces de hacer en cada rincón de la patria, tenemos que estar orgullosos, tenemos que estarlo porque fuimos capaces de asumir realmente una cuarentena estricta al comienzo, que nos dio tiempo para mejorar el sistema de salud y que sea capaz de dar respuesta a los enfermos. Y lo hicimos entre todos y todas, y tenemos que estar orgullosos de eso", subrayó el presidente.


"La actividad industrial hoy es más alta que el 19 de marzo, cuando empezó la cuarentena -agregó-. Fuimos capaces de recuperarnos y todos los días vemos, en cada rincón del país, no solo cómo invertimos en obra pública, sino cómo el sector privado también piensa en volver a crecer, exportar y dar trabajo. Esto le está pasando a la Argentina".


Asimismo, el jefe del Estado señaló que presentarán próximamente un presupuesto "realista" en donde se respetarán "todas las reglas", en aras de disminuir la deuda, acumular reservas, tener una moneda competitiva, tratar de equilibrar "lo antes posible" el desequilibrio fiscal y tener una "balanza comercial positiva".


"Vamos a demostrar a los argentinos lo que en verdad podemos hacer en Argentina, no para modificarlo diez días después, no fijando objetivos absolutamente falsos, como ocurrió en los últimos años. Vamos de una vez por todas a hablarnos con la verdad, a movernos con la verdad, y dejémosle la mentira para los que solo saben gritar". Sentenció el presidente.


Estas palabras tuvieron lugar en la primera aparición pública de Alberto Fernández tras la manifestación de este lunes en varios puntos del país, en donde miles de personas salieron a las calles para protestar en contra del Gobierno.


Buenos Aires, Córdoba (centro), Mendoza (oeste), Santa Fe (centro este) y Tucumán (norte) fueron algunas de las ciudades argentinas donde las voces contra el Ejecutivo se escucharon, y estas incluso llegaron a las puertas de la residencia presidencial en la localidad bonaerense de Olivos, donde se aglutinaron cientos de personas.


La marcha fue convocada por las redes sociales en un día festivo en Argentina, al conmemorarse el 170 aniversario del fallecimiento del General José de San Martín, libertador de Argentina, Chile y Perú.


Aunque la principal coalición opositora no llamó a la manifestación, sí lo hicieron a título personal algunos de sus líderes, como la presidenta de Propuesta Republicana (PRO), Patricia Bullrich, quien acudió a la marcha y grabó un vídeo que publicó en sus redes sociales.


UN NUEVO PLAN DE OBRAS PÚBLICAS


Durante la videoconferencia, el Gobierno anunció un nuevo plan de obras públicas para las provincias de Salta, Chaco, Misiones, La Pampa y Córdoba con una inversión valorada en 19.695 millones de pesos, unos 254 millones de dólares.


Para las provincias de Chaco, Misiones y La Pampa, estas inversiones van encaminadas a la reactivación de las obras en las autovías nacionales 11, 12 y 35, respectivamente, que se encontraban paralizadas en mayor o menor medida.


En cuanto a Salta, este impulso económico permitirá la finalización de una planta potabilizadora y un acueducto, mientras que en el caso de Córdoba se ampliará una planta depuradora.


En este sentido, Fernández volvió a enfatizar que todo esto es posible gracias al acuerdo alcanzado entre el Gobierno argentino y sus tres principales acreedores para reestructurar parte de su deuda emitida bajo legislación extranjera, por una cuantía de 66.238 millones de dólares.


"Gracias al trabajo que pudimos hacer, nosotros podemos hoy decir que hemos disipado esas obligaciones, las hemos postergado para más adelante (...). Esto sirve para que ese dinero que tenemos se destine a los argentinos que lo necesiten, a más caminos, a más viviendas, a más redes de agua potable, a más plantas de tratamiento de redes cloacales", aseguró el presidente.


Estos planes se suman a los ya anunciados a principios de agosto, cuando el Gobierno argentino informó de la inversión de otros 22.645 millones de pesos, alrededor de 292 millones de dólares, para la ejecución de obras públicas en las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Entre Ríos, San Juan y Santa Cruz.


Asimismo, el Ejecutivo del peronista Alberto Fernández anunció la semana pasada otro plan de obras públicas con visión de género, que incluye la ejecución de trabajos que promueven la paridad laboral y proyectos para el cuidado de los derechos de las mujeres y la infancia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario