Etiquetas

domingo, 30 de agosto de 2020

El mundo que viene: la población mundial en 2100

 EFE

Madrid España

¿Cómo será la demografía del mundo dentro de 80 años? Ese el tema de un estudio realizado por el Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME) y publicado por The Lancet recientemente.


En “Fertilidad, mortalidad, migración y escenarios demográficos para 195 países y territorios desde 2017 a 2100” se presenta un futuro en el que no se pasará de los 10.000 millones de personas.


Para la madre naturaleza, según el estudio, esto es positivo. “Un descenso en la población mundial en el último cuarto del siglo es potencialmente una buena noticia para el medioambiente”, dicen en la publicación.


Menos personas supondría una reducción de las emisiones de carbono, del estrés de los sistemas alimentarios y “menos probabilidades de sobrepasar los límites del planeta”.


En 2064, las estimaciones hablan de alrededor de 9.700 millones de personas, un número que descendería a 8.800 millones en los últimos coletazos del siglo XXI. Y para entonces, la distribución en número de la población por territorios también habría cambiado.


ESTAS SON LAS TENDENCIAS.


 El número de habitantes en Europa se reduciría drásticamente. En Italia, por ejemplo, en más de a la mitad.


En 2017, el país del sur de ese continente tenía una población de alrededor de 61 millones de personas. Para 2100, de cumplirse el escenario propuesto, rondaría los 28 millones.


Lo mismo ocurriría con España, donde la población disminuiría a la mitad a finales de siglo: de 46 millones a 23 millones.


Fuera del Viejo Continente, Japón correría la misma suerte: de los 128 millones de personas que poblaban el país en 2017, pasarán a 53 millones.


En China, el país que desde 1979 y hasta 2015 impuso una política de hijo único, también verá mermar su población.


Según el estudio, el punto álgido lo alcanzará en 2025, cuando registrará 1.400 millones de habitantes. Un número que se vería reducido a poco más de la mitad en 80 años.


India, el segundo país más poblado en la actualidad, no se salva de la tendencia y, a finales de siglo, rondaría los 1.000 millones de personas.


Aunque el país asiático perdería población, en el escenario planteado por el estudio en The Lancet, se convertiría en el territorio más poblado del mundo, superando a China.


En la actualidad los países más poblados del mundo, según datos de 2019, son China, India, Estados Unidos, Indonesia, Pakistán, Nigeria, Brasil y Bangladesh, por este orden. De esta lista se mantendrían India, Estados Unidos e Indonesia, pero no en la misma posición.


Los países africanos, si bien han reducido sus tasas de natalidad en las últimas décadas, continúan experimentando un crecimiento reseñable.


 Para 2100, el continente habrá triplicado su población. Entre los países que lo componen, Nigeria destaca por encima del resto. Esta nación será la segunda con más población del planeta, rondando los 800 millones, casi cuatro veces la cifra actual.


Junto a Nigeria, Etiopía, República Democrática del Congo, Tanzania y Egipto figurarán entre los diez países más poblados.


EDAD, PODER E INFLUENCIA.


A finales del siglo, si se cumplen las premisas recogidas en el estudio, los mayores de 65 años serán alrededor de 2.300 millones de personas y los menores de 20 rondarán los 1.700 millones.


Las personas por encima de 80 años serán unos 800 millones, un número que dobla el de niños menores de cinco, que serán cerca de 400.


Todos estos cambios en la demografía y su impacto en la fuerza laboral, por ejemplo, podría redibujar el mapa de poder e influencia de los países.


“Aunque el Producto Interior Bruto (PIB) no es el único factor determinante de la influencia y poder políticos globales, es un factor crucial”, dice el estudio.


Si sus supuestos fueran ciertos, Rusia y Brasil bajarían moderadamente en la clasificación por PIB; Italia y España “experimentarían caídas sustanciales”; y Nigeria ascendería considerablemente.


En lo que a las dos grandes potencias actuales se refiere, las cosas no cambiarían mucho.


Los pronósticos situaban a China a la cabeza en 2035, pero en el escenario que plantea el IHME, Estados Unidos volvería a ser la economía más potente en 2098. 


“África y el mundo árabe darán forma a nuestro futuro, mientras que Europa y Asia perderán su influencia”, aseguró el Dr. Richard Horton, editor jefe de The Lancet.


“Para finales de siglo, el mundo será multipolar, con India, Nigeria, China y Estados Unidos como potencias dominantes. Este será realmente un mundo nuevo. Uno para el que nos deberíamos estar preparando hoy”, concluye el estudio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario