Etiquetas

lunes, 3 de agosto de 2020

Cada quien tiene “su librito” para tratar a pacientes con Covid-19

Doris Pantaleón
Santo Domingo, RD
Aunque científicamente aún no se ha aprobado ningún medicamento es­pecífico para curar la en­fermedad Covid-19, en el país se utilizan dife­rentes tipos de fármacos de manera experimental o de ensayo clínico como respuesta compasiva a esta enfermedad.

Algunos de estos es­quemas de terapias están incluidos en el protoco­lo oficial del Ministerio de Salud Pública y otros res­ponden a protocolos par­ticulares elaborados por grupos de especialistas o médicos particulares en pa­cientes ambulatorios u hos­pitalizados.

Aunque no se recomien­da, tampoco falta la auto­medicación de pacientes y familias completas, así como el recurso de herra­mientas naturales como las infusiones y gárgaras, en medio de la angustia que causa el virus.

Las más usadas
Entre los medicamentos más usados en el país, aun­que sin estudios científicos aprobados claros que in­diquen que detienen el vi­rus, están la Azitromicina, Vitaminas C, D-3, Zinc e Ivermectina con Famotidi­na, Antitusivos y algunos agregan antiplaquetarios y dexametasona o metipred­nisolona en las fases 1 y 2 de la enfermedad, es decir, menos grave.

Cuando aparece el dis­tress respiratorio en pacien­tes ingresados entran en juego otros medicamentos, entre ellos el Remdesivir, el tocilizumab, entre otros de alto costo.

En inicio de la pandemia fue muy usada la hidroxiclo­roquina aunque luego han sa­lido estudios que no aconse­jan su uso. Últimamente está tomando auge el uso de plas­ma convaleciente donado de un paciente que haya supera­do el Covid-19 para colocarse en otro que tiene la enferme­dad con el propósito de pasar­le inmunidad o anticuerpos que luchen contra el virus.

Protocolo oficial
En el Protocolo para el Diagnóstico y Tratamien­to del Coronavirus (CO­VID-19) elaborado en mar­zo pasado por el Ministerio de Salud Pública se estable­cen los criterios para el in­greso y manejo del paciente dependiendo de su condi­ción clínica que presente.

Se dispone el uso de anti­virales en pacientes críticos en UCI como cloroquina, hidroxicloroquina, Remdi­sivir, Lopinavir y Ritonavir en dosis individualizadas y su empleo compasivo debe contar con consentimiento.

Los corticosteroides sis­témicos en chock séptico es permitido sólo en ensa­yo clínico y lo mismo se es­tablece en la Resolución 00007 sobre el plasma hi­perinmune como trata­miento del Covid-19.

Conabios
Aunque los ensayos o in­vestigaciones clínicas re­quieren ser aprobadas por el Consejo Nacional de Bio­ética en Salud (Conabios) hasta el momento ese or­ganismo sólo ha recibido y aprobado un protocolo so­bre plasma convaleciente, además de otros dos proto­colos de otros medicamen­tos, entre ellos la ivermec­tina, pero que aún no han sido aprobados.

OMS: Manejo Clínico
En el punto número 12 del Manejo Clínico de la Covid-19, Orientaciones Provisionales del 27 de mayo pasado, la Organi­zación Mundial de la Sa­lud (OMS), sobre Antivíri­cos, inmunomoduladores y otros tratamientos comple­mentarios establece que:

Recomiendan que no se administren los siguientes fármacos como tratamiento ni profilaxis de la Covid-19, a no ser en el contexto de ensayos clínicos: Cloroqui­na e hidroxicloroquina (con o sin azitromicina), Antiví­ricos, tales como: Lopina­vir/ritonavir, Remdesivir, Umifenovir y Favipiravir; Inmunomoduladores, tales como: Tocilizumab, Interfe­rón -B-1a y Plasmaterapia.

No recomienda el uso sis­temático de corticoesteroi­des sistémicos para tratar las neumonías víricas.

Recomienda que los pa­cientes con Covid-19 leve reciban tratamiento sinto­mático, como antipiréticos analgésicos, y nutrición y rehidratación adecuadas.

Recomienda que en los casos sospechosos o confir­mados de Covid-19 leve no se utilicen tratamientos ni profilaxis con antibióticos; Covid-19 moderada no se prescriban antibióticos, a menos que haya sospecha clínica de infección bacte­riana; Covid-19 grave se administren tratamientos antimicrobianos empíricos frente a todos los patógenos probables, basándose para ello en el juicio clínico.

Recomienda la adminis­tración inmediata de oxige­noterapia suplementaria a todo paciente con signos de emergencia o sin signos de emergencia pero con SpO2 < 90%.

Recomienda la pronta identificación y evaluación de los síntomas de ansiedad y depresión en el contexto de la COVID-19, y la adop­ción de estrategias de apoyo psicosocial e intervenciones de primera línea para tra­tarlos.

 CUIDADO
Ansiedad y depression
Apoyo psicosocial.
Recomienda la admi­nistración inmediata de oxigenoterapia suple­mentaria a todo pacien­te con signos de emer­gencia o sin signos de emergencia pero con SpO2 < 90%.

Recomienda la pron­ta identificación y eva­luación de los síntomas de ansiedad y depresión en el contexto de la Co­vid-19, y la adopción de estrategias de apoyo psi­cosocial e intervencio­nes de primera línea pa­ra tratarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario