Etiquetas

jueves, 9 de julio de 2020

Recomendaciones al presidente electo Luis Abinader Corona

Luis Álvarez Renta
Santo Domingo, RD
 El programa de Gobierno del Presidente di­ce, citamos: “para que no haya dudas de lo que les digo y propongo hacer, los invitos a leer esta pro­puesta, a enriquecerla y que, con sus aportes, lo­gremos el cambio que nos va a conducir a una Repú­blica Dominicana diferen­te”.

Agradecemos al Presi­dente Electo Abinader esta invitación y la aceptamos con entusiasmo. El actual Gobierno está a punto de concluir la “desescala­da” (que actualmente co­mienza a sufrir de un po­sible rebrote), pero no se ha presentado un progra­ma de “reconstrucción”, para lanzar un nuevo mo­delo de país, con su corres­pondiente modelo social y económico, proponer y lu­char por un nuevo contra­to social. Hay que destacar que, a pesar del panora­ma sombrío, en realidad el Presidente puede, co­mo lo hizo Winston Chur­chill cuando estalló la gue­rra, convencer a su pueblo que aprovechemos las lec­ciones de la crisis del Co­vid-19 como una gran oportunidad para cam­biar, la reconstrucción refle­ja un momento único para revisar nuestro modelo so­cial y económico, y dar un gran giro a la nación.



Pare­cería que lo primero que de­be hacer el presidente es re­cuperar la economía; No es así, antes que todo el pre­sidente tiene que ser líder, crear un impacto y una ima­gen de gasto con prioridad para proteger y crecer, aus­teridad p ara organizar, ce­ro corrupción y crear con­fianza y respaldo, expresar la esencia de su Gobierno, los principios y líneas filo­sóficas que guiaran su ges­tión: Tiene que aprovechar la transición e informar ha­cia donde dirige el barco, y lograr el apoyo de los ciuda­danos para el viaje que ha proyectado.

El éxito de un Gobierno requiere de una estrategia esencial, el espí­ritu que guía la acción gu­bernamental. Recomenda­ción 1: Liderato, comunicar la disciplina y austeridad que nos toca adoptar, y re­sumir un objetivo principal: la elevación de la dignidad de ser humano, resultando en el desarrollo integrado de sus vectores espiritual, social, educación y econo­mía. Recomendación

2, Proyectar humildad y aus­teridad, la eliminación de múltiples entidades estata­les inútiles, concentrando actividades en pocas institu­ciones, ejemplo es el Minis­terio de Familia (Juventud, mujer, deportes), El Minis­terio de Educación e Inno­vación (Educación Supe­rior, becas, digitalización, investigación), la reduc­ción del cuerpo diplomáti­co.

El Programa de Gobier­no está muy bien enfocado en estos temas, además de que tiene sus cuatro ver­tientes de desarrollo de oportunidades para el ciu­dadano, la denuncia y re­nuncia del clientelismo, la integración regional, y la estructuración de una nue­va capacidad productiva, preferiblemente al día en los aspectos tecnológicos y de digitalización, donde el Estado actúa como sopor­te y da servicio a los ciuda­danos, empresas y empren­dedores. El segundo tema en orden de prioridad es la salud y lo social, porque el Covid-19 durará un bien tiempo, y tendrá un efecto profundo en la economía. Recomendación

3: Convo­car a los actores producti­vos para trabajar los proto­colos de salud, ya que los aprobados hasta ahora por el Gobierno tienen muchas deficiencias. El Presiden­te Abinader va a recibir un desastre organizacional en el sector salud: No hay su­ficientes pruebas, material de salud, o infraestructuras, para enfrentar un aumen­to significativo en las infec­ciones que ya se comien­za a notar. Recomendación

4: El equipo de salud debe trabajar sin perder tiempo, preparándose para adquirir pruebas que serán claves en controlar los brotes (el con­trol es hacer pruebas, de­tectar focos, y rápidamente aislarlos para evitar su ex­pansión). Tenemos recursos muy limitados, tanto eco­nómicos como humanos.Recomendación 5: Priori­zar. En orden 1. proteger a los más vulnerables; 2. pro­teger el personal sanitario; 3. proteger los sectores más esenciales (Agricultura y la cadena de distribución ali­mentaria, servicios esen­ciales como agua y luz); 4. La Protección de niños. Re­comendación 6: Presentar un programa de regreso a la primaria y secundaria; 5. Para crear confianza y proteger el empleo, aplicar controles y pruebas de sa­lud en centros trabajo, zo­nas francas, construcciones, hoteles, aeropuertos y otras facilidades turísticas.Los te­mas económicos requieren un artículo aparte, para pre­sentar una idea completa, porque hay una contradic­ción de política expansiva versus control del déficit. Pero concluiremos avan­zando aspectos críticos, el principal captar las necesi­dades de recursos del Go­bierno, unos US$5,000 mi­llones en los primeros seis meses, y hasta US$10,000 millones de tomando en cuenta necesidades del año 2021. Deben seguir algu­nas de las medidas ya to­madas, para mantener el tejido social y proteger ac­tividades empresariales re­viviendo la demanda, a la par con el aumento de la oferta, tomando en cuenta que la crisis económica de­rivada de la pandemia no es, como en pasadas crisis económicas, por falta de li­quidez de las bolsas y ban­cos. Recomendación 7: La contrapartida de la auste­ridad, el Presidente debe­rá presentar un “Programa de Gasto de Emergencia de Obras Públicas”, similar al Programa de Gobierno, in­cluyendo las modificacio­  nes en el presupuesto, y for­malizar “Comer es primero” y la “Ley de Protección So­cial”. Recomendación 8: Asimismo, presentará al Congreso los proyectos de ley permitiendo contratar hasta US$2,500 millones en préstamos nacionales e internacionales de ban­ca privada, créditos de ex­portaciones y de proyectos, y autorizar otros 2,500 mi­llones en Alianzas Públi­co-Privadas para financiar obras del Estado de infra­estructuras detalladas en el Programa Económico. Re­comendación 9: Además, requerirán deudas e inver­sión extranjera, por lo que se debe presentar otro pro­yecto de ley para emitir Bo­nos por 5,000 millones de dólares, tantos naciona­les como internacionales, y préstamos de multilatera­les.

Recomendación 10: El sector turístico es el motor de divisas y gran creador de empleos (unos 100,000 en hoteles, unos 400,000 con los indirectos), no se han presentado planes de im­pacto, requiere de imagina­ción por lo que el mismo 16 de Agosto (estamos atrasa­dos frente a nuestros com­petidores) se debe presen­tar un innovador programa de apoyo al turismo donde, en adición a los protocolos de hoteles y de aeropuertos (ha sido presentado pero es deficiente), se imponga un control digital o pasaporte de inmunidad desde el ori­gen del turista para que por lo menos tres zonas turís­ticas, Bávaro-Punta Cana, Bayahíbe y Samaná, reci­ban la “certificación de se­guridad/Covid-19 Free”, garantizando el control de la pandemia no solo dentro de los hoteles sino en la totali­dad de la destinación: Eso es lo que primordialmente bus­ca el turista.



No hay comentarios:

Publicar un comentario