Etiquetas

martes, 16 de junio de 2020

Internet y electricidad, grandes angustias del teletrabajo

PATRIA REYES RODRÍGUEZ
patria.reyes@listindiario.com
Santo Domingo, RD
Cuando inició la pande­mia del coronavirus nin­guna empresa o industria estaba preparada para que sus colaboradores trabajarán de manera re­mota y aunque algunas empresas de call center contrataban jóvenes para trabajar desde sus casas, la mayor parte del perso­nal operaba de manera presencial.

El cierre de las acti­vidades económicas no esenciales a mediados de marzo y la solicitud pa­ra que las empresas e ins­tituciones que tenían que seguir operando lo hicie­ran con el mínimo de per­sonal, obligó a ejecutivos y gerentes a encontrar me­canismos de conexión, co­ordinación y supervisión para mantener mínima­mente el flujo de acción que les permitiera seguir operando.

Como explica el Conse­jo Nacional de Zonas Fran­cas (CNZF), las platafor­mas digitales como Zoom, Teams y modalidad tradi­cional vía telefonía celular, incluyendo el uso de video llamadas y whatsapp han sido las herramientas que han permitido la imple­mentación del teletrabajo y el monitoreo en tiempo real, a pesar de que mu­chos colaboradores no las dominaban, la situación les impuso un aprendiza­je acelerado y práctico con el fin de mantener su traba­jo. “Desde el 07 de marzo, la empresa tomó la decisión de mandarnos a la casa con computadoras facilitadas por la empresa, pero nos re­querían que tuviéramos in­ternet e inversor para cum­plir
con nuestra labor”, es el caso de Leonardo Rivera, agente de servicio al clien­te de Advensus, quien ex­plica que las debilidades del servicio de internet ha si­do la mayor dificultad para realizar con éxito su traba­jo. Testimonios de mandos medios en empresas de call center, que prefieren no ser identificados, refieren que las mayores dificultades del teletrabajo han sido las ave­rías de internet y las inte­rrupciones eléctricas. “Esas cosas no se sienten cuando estas en la empresa, porque hay plantas de emergencia o inversores potentes que permiten seguir trabajando, pero desde las casa el pano­rama es distinto”.

Con estos testimonios co­incide el CNZF, señalando que las principales dificul­tades han sido la baja de es­tabilidad de los servicios de Internet y la conectividad telefónica, que interrum­pe la fluidez de la comuni­cación entre colaboradores y clientes. Apunta que mu­chas empresas han tenido que invertir en compra de dispositivos móviles de ma­yor calidad para el uso en los hogares, pero dice que esto es un reto para activi­dades masivas y sosteni­bles. El CNZF indica que ha sido compleja la logísti­ca que han tenido que de­sarrollar las empresas para equipar a miles de emplea­dos en sus hogares y para adoptar protocolos de se­guridad para garantizar la integridad en el manejo de documentos e información sensible, lo cual típicamen­te se monitorea a través de equipos de videovigilan­cia en las instalaciones de las empresas. “Esta dinámi­ca de teletrabajo ha incre­mentado significativamente los costos operativos de las empresas, pues además del equipamiento e inversiones en servicios de Internet en los hogares, las empresas deben mantener sus gastos fijos de alquiler, electricidad y telecomunicaciones en sus oficinas centrales”, ex­plica el CNZF. Aunque en el caso de las zonas francas, el CNZF asegura que las em­presas han asumido los costos del servicio de in­ternet en los hogares, en otros sectores productivos, empleados reportan que han asumido el teletrabajo con sus laptop y costean­do su servicio de internet, pero no se quejan porque explican que ante una si­tuación de crisis como es­tá “todos tenemos que ha­cer sacrificio”. Igual que el CNZF, el banco BHD-León refiere que la experiencia del teletrabajo ha sido po­sitiva a pesar de las dificul­tades propias de la situa­ción de emergencia que vive el país fruto del Co­vid-19. “Los objetivos de la institución se han estado cumpliendo. Somos una organización de alto des­empeño que cuenta con lí­deres y colaboradores muy comprometidos, que, a pe­sar de la adversidad, han entregado la milla extra en el logro de las metas”, ex­presa la vicepresidenta se­nior de Gestión del Talento de esta entidad bancaria. Re­fiere que las principales difi­cultades las han tenido los colaboradores, quienes han tenido que balancear distin­tos roles en la casa: continuar la educación de los niños, ta­reas propias del hogar, ade­más de lidiar con el confina­miento, lo que les ocasiona más estrés de lo habitual.

Opción de futuro
A raiz de la nueva normali­dad que ha generado el Co­vid-19, tanto el BHD-León como el CNZF indican ue evalúan la posibilidad de te­ner parte del personal tra­bajando de manera remota de forma permanente, to­mando en cuenta los bene­ficios que genera

SEPA MÁS
Testimonio de un trabajador
Estrés
Para Leonardo Rivera, el estrés del encierro ha sido una de las situacio­nes más difíciles del te­letrabajo impuesto por la cuarentena del Co­vid-19”.

Tareas
Lo que para algunos po­dría representar una ventaja, para otrosgene­ra mucho estrés, por el encierro y la multiplici­dad de tareas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario