Etiquetas

martes, 16 de junio de 2020

El país estudia el genotipo del COVID-19 por regiones geográficas

Doris Pantaleón
Santo Domingo, RD.
Un estudio de tipificación genética del coronavirus por regiones se está llevando a cabo en República Dominicana para determinar  si existen genotipos diferentes del virus en diversas localidades, lo que permitirá hacer intervenciones más inteligentes.

Además se está elaborando un protocolo para estudiar el  comportamiento del virus en territorio dominicano,  que abarca ver posibilidad de mutaciones, porque es conocido que los coronavirus tienen gran capacidad de mutación y si existe algún vínculo con el tipo de clima imperante.

Los detalles fueron ofrecidos  por el doctor Alejandro Báez, asesor del  Poder Ejecutivo  y quien dirige el Comité de Gestión Emergencia Sanitaria COVID- 19, al participar en “Una Cita con el COVID”,  como parte de la iniciativa “Toque de las 9”, un encuentro informativo diario y nocturno que realiza Listín Diario con el propósito de llevarle a sus lectores una diversificación de  contenido.

El estudio del genotipo es de suma importancia, en opinión del especialista en medicina de emergencia, porque el país tiene comportamiento social local diferente. Como ejemplo cita a Santiago, San Francisco de Macorís y Puerto Plata, que aunque los tres están en la región  Norte,  su población tiene un comportamiento social distinto,  al igual que su economía,  cultura y creencias.



De determinarse la existencia de genotipos diferentes, se agregaría la necesidad de hacer intervenciones inteligentes desde las perspectivas social, económica, de salud pública y científica. 

Entorno al  estudio de comportamiento del virus en territorio dominicano, dijo que es importante para saber las razones de su evolución, porque es innegable que República Dominicana  ha tenido un manejo mejor frente al virus que lo que ha ocurrido en otras sociedades más desarrolladas.

100 mil muestras

Para el estudio de genotipo el país tiene guardada  más de 100 mil muestras procesadas con buena preservación del virus y con el geo posicionamiento del paciente.

Se realiza con el apoyo del investigador Robert Paulino, quien dirige el centro de investigación de enfermedades tropicales de Unibe, y  tiene acuerdo con una universidad de Italia.

Al virus hay que tenerle miedo

El doctor Báez es de opinión que para enfrentar  y evitar que continúe la propagación del virus se necesita de un trabajo mancomunado  entre la comunidad, el sistema de salud y los núcleos empresariales.

De otra cosa que el doctor Báez está convencido es que al virus COVID-19 hay que tenerle miedo. “El virus enferma, el virus mata, hay cientos de dominicanos que han perdido la vida por este virus y nosotros tenemos que entender que hay millones de dominicanos que han hecho sacrificios para que estemos en un punto mejor y que lo peor que puede pasar es relajar las medidas a nivel personal, porque estoy harto”.

El dominicano tiene que entender que no podemos ser “dejados” en estos temas, señala.



Cuídate en casa y en el trabajo

Explicó que en vista de que la reactivación de la economía es una necesidad, el lema frente al COVID-19 pasó de ser “Queda en Casa” por el de “Cuídate en casa y en el trabajo”,  lo cual es una responsabilidad tanto personal como empresarial.

En estos momentos de desescalada económica y comercial, explica el experto en medicina de emergencia, se debe hablar de estrategias preventivas y de fortalecimiento del sistema de salud, porque sin economía no hay salud y sin salud no hay economía, por lo que el balance es fundamental.

Lesiones aprendidas

Aprender de lo que ha pasado en otros países ha sido una de las grandes experiencias que está dejando la pandemia, asegura Báez, por lo que saber que una reapertura inteligente y  cuidadosa es lo que se debe hacer,  lo que implica ser más rigurosos en la aplicación de las medidas que funcionan, como uso de mascarilla, higiene, lavado de manos, evitar conglomerados y distanciamiento.

La principal experiencia que ha aprendido Republica Dominicana es entender la problemática desde la perspectiva local, porque evaluar COVID-19 desde una perspectiva macro te  desconecta de lo micro, lo que permite desplegar recursos y controles específicos, con la participación público-privado.

El mayor peligro

En su cita con Listín Diario el director del Comité de Gestión Emergencia Sanitaria COVID-19, enfatizó en el hecho de que la mayoría de las provincias presentan una meseta o  desaceleración del virus, pero que no así ocurre en el Gran Santo Domingo donde sus características son especiales.

Esto lo explica en el hecho de que aloja un importante núcleo de productividad y un tercio de la población dominicana, por lo que será objeto de una gran intervención aplicando el mismo modelo de sinergia público-privada que ha sido exitosa en otras provincias, como Duarte.

Cómo se cuida el Dr. Báez?

Los sacrificios y el distanciamiento que impone el COVID-19, incluye también a  los que  diseñan  las políticas de atención.  

El doctor Alejandro Báez también sabe de ellos, teniendo que saludar a distancia a  seres tan queridos como su madre y su padre, que fruto de la edad entran en la lista de los más vulnerables.

Pero también en hacer cambios en su forma de actuar,  por lo que tiene gel desinfectante en todos los lados, mascarillas que utiliza en diferentes momentos y un traje blanco de bioseguridad en su maletín para cuando sea necesario y mantiene el distanciamiento físico.

“Para mí es muy difícil estar en el país y no poder convivir con mis padres. Los visito esporádicamente pero no les doy abrazos, mantengo el distanciamiento, uso mascarillas, manitas limpias, es un tema de entender que hay que invertir en lo mayor, no perder lo mucho por lo poco”.

Podemos expresar afectos y socializar de otra forma, es cambiar la forma de ver las cosas, y pasar “de lo mío a lo común”, y que hay que cuidar mucho más a los mayores de 60 años con co-morbilidades.

De lunes a lunes

Dice que ha aprendido mucho de los militares dominicanos, y que ha asumido su trabajo frente al COVID con una lucha que va de lunes a lunes, 24/7 y que en lo personal también ha tenido que cambiar su forma de actuar.

En medicina decimos que cada especialidad tiene su trastorno de personalidad: los cirujanos son narcisista, los emergenciologos tenemos deficiencia de atención y los anestesiólos son excesivos compulsivos, por lo que he tenido que hacer asumir las destrezas y cualidades de mis compañeros anestesiólogos.

La vida en casa

Para el doctor Báez la convivencia de pareja y familiar y el cuidado es una responsabilidad de cada miembro de ella, pero entiende que es momento de que el dominicano entienda que la forma tradicional con que se expresa el cariño con abrazos y besos tiene que cambiar, que se puedeexpresar afectos de otra forma.

Creencias: Blower y té caliente

El calor y el virus: Entiende que es una creencia interesante y se basa en el hecho de que el coronavirus muta frecuentemente y es frágil al calor.

“Ojo, eso no quiere decir que se entre un blower (secador de pelo) en la boca y que el aire caliente va a matar el virus”.  Eso lo digo porque se leen cosas así en las redes, también se dice nebulízate con agua oxigenada, eso lo que puede provocar es más daño”.

El té caliente: No hay evidencia científica de que ayuda, “pero al dominicano le gusta tomar café, pero hay veces en que un té cae bien, sobre todo con un poco de miel y limón, como tema social, pero no hay evidencia que hace nada al coronavirus.

Fase Una y Dos

Explicó que el aumento de casos positivos de COVID que se está viendo actualmente es el resultado de la fase uno porque el ciclo viral es de 14 días, eso lo que refleja es el resultado de la apertura y desescalada de la fase una que inició el 20 de mayo pasado. De ahí que el monitoreo y evaluación del comportamiento es constante y estricto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario