Etiquetas

miércoles, 27 de mayo de 2020

Sin escenografías, sin iluminación y sin invitados presenciales, así es la TV del coronavirus

Ynmaculada Cruz Hierro
Santo Domingo, RD
Frente la pan­demia del co­ronavirus CO­VID-19, que en el país inició con una cuarentena el pa­sado 19 de marzo, la televi­sión dominicana se enfren­taba al reto de continuar produciendo programas con un contenido atractivo, informativo y de entreten­ción a la vez, con el incon­veniente para los produc­tores y talentos de que se enfrentaban a una enferme­dad desconocida y conta­giosa. Así que seguir con el trabajo en vivo fue un reto para muchos espacios, que además contaban con un personal totalmente limita­do para trabajar.

Muchos asumieron el re­to de continuar producien­do en vivo, con la debida protección y distanciamien­to como el programa “De Extremo a Extremo” (Digi­tal 15), que siguió en el aire desde lo estudios del Grupo de Medios Telemicro.

Por igual, “El Show del Mediodía” (Color Visión) se ha mantenido firme con Iván Ruiz a la cabeza, aun­que algunos de sus conduc­tores se vieron obligados a mantener un período de cuarentena ante el contagio del doctor Antonio Cruz Ji­minián.

“Esta noche Mariasela” (Color Visión) optó por el Zoom, la plataforma de vi­deoconferencias y trabajar desde sus casas con entre­vistas, generalmente, infor­mativas sobre la situación.



La productora de televi­sión “El Garaje Produccio­nes”, que lideran los espo­sos Charles San Miguel y Vivían Futule y que traba­jan los contenidos de los programas “Con Jatnna”, “Tiempo Solidario”, “Pame­la Todo Un Show”, “Conec­tando” y “Es Temprano To­davía con Jochy”, durante las dos primeras semanas eligieron por la repetición de programas, pero lue­go decidieron volver a tra­bajar desde las casas a tra­vés de Zoom. “Que Chévere Nights” y “Que Chévere es Saber” (Telesistema), de Milagros Germán, también siguieron llevándole conte­nido desde sus residencias.

Como gerente de produc­ción del grupo Telemicro, para Leonardo Villalobos era un compromiso conti­nuar trabajando desde los estudios, pues lo considera un compromiso sagrado.

“Nuestro deber como co­municadores es estar ahí, en vivo, el público nos ne­cesitaba, ellos tenían la misma incertidumbre que nosotros, pero nosotros te­níamos y tenemos la res­ponsabilidad de informar­les correctamente ante las dos pandemias, el Covid y la desinformación de las re­des”, sostuvo Villalobos al conversar con LISTÍN DIA­RIO.

La realidad de los conte­nidos de los programas con los que trabaja “El Gara­je producciones” es distin­ta. Vivian Fatule cuenta que ellos acomodaron los es­quemas y se llevaron lo ne­cesario para trabajar desde casa” con tres de los cinco programas que producen.

 Para el productor de es­pectáculos y televisión Al­berto Zayas, durante el pro­ceso de la cuarentena, la televisión como medio de comunicación pasó a ser el medio con más credibilidad y confianza. “Vimos como los medios alternos como redes sociales jugaron un papel menos protagónico, ya que al pueblo estar con­finado en casa, el consumo de la televisión fue masi­va, logrando alcanzar ni­veles de rating envidiables y la producción de entrete­nimiento tuvo que adap­tarse a ser más informati­va que lo usual”, expuso Zayas.

José Enrique Pintor, co­nocedor del comportamien­to de la televisión, plantea que su desempeño fue vital en varios aspectos: “Entre­tenimiento, orientación e información, lo que reivin­dica la función de la tele­visión como el medio más importante total y absolu­tamente gratuito y de más consumo a nivel nacional. Un medio al que recurrie­ron todos los dominicanos llegando a disparar las au­diencias hasta puntos rara­mente alcanzados”.

 CAMBIOS

En cuarentena.

“Sin escenografías, sin grandes efectos e ilu­minación, sin videos en exterior, sin invita­dos presenciales, han si­do muchos los cambios a digerir después de la costumbre de ver sus programas en la holgura y con sus montajes ha­bituales”, expuso Vivian Fatulo sobre la produc­ciones dominicanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario