Etiquetas

domingo, 10 de mayo de 2020

No seré el presidente perfecto pero sí seré el presidente correcto

RUDY COXAJ
Guatemala
 “Yo tenía 23 años de edad cuando me di­cen que me queda un año de vida, yo he estado tres ve­ces cuadripléjico, tres veces paralizado del cuello para abajo, tres veces buscando la caja en la que me iban a se­pultar porque no duraría la noche o el día, muchos dicen que cuando uno está cerca de la muerte, le pasa toda la vi­da en 5 segundos, a mí nun­ca me pasó. A mí me pasaron

por la mente todos los sue­ños que no iba a poder cum­plir, ijoles no hiciste esto, no hiciste lo otro, no terminas­te la carrera de médico, yo siempre quise ser cirujano y no lo iba a terminar, no vas a poder hacer cirugías, no iba a ser todo lo que me hacía falta por hacer; entonces yo hice un pacto con Dios. Yo le dije que si El me dejaba vivir yo lo iba a hacer para servir, Él ha cumplido y Yo he cumplido”. Esto expresó el Dr. Alejandro Giammatei semanas previas a su toma de posesión como Presidente Constitucional de la República de Guatemala, el 14 de enero de 2020.

Saludé al presidente en dos ocasiones en Guatemala, pe­ro realmente me impresionó cuando visitó República Do­minicana. En la reunión con el Presidente Danilo Medi­na donde también estaban los Ministros de Relaciones Exte­riores Miguel Vargas y de Tu­rismo Francisco Javier García, todo fue cordialidad. Era una reunión-almuerzo de 45 mi­nutos, pero se tornó tan inte­resante que duró cerca de tres horas. Al doctor Giammatei le apasiona el béisbol de la mis­ma forma que la política, sabía acerca de todos los peloteros dominicanos y hasta una inte­resante trivia nos lanzó al final.


Cualquier tema que aborda lo domina con mucha seguri­dad. Fue candidato a la pre­sidencia en cuatro ocasiones, en las que debió hacer un plan de gobierno, cada cuatro años lo fue perfeccionando con sus asesores al ritmo evolutivo de cada candidatura. Ese modelo es el que ahora está en la etapa de ejecución.

“Es un personaje carismáti­co”, me comentaba uno de sus acompañantes y agregó que la sinceridad y humildad del doc­tor Giammattei impresionó a otros dignatarios latinoameri­canos quienes le ofrecieron su amistad e incondicional apoyo en su nueva gestión.

Uno de esos días en su vi­sita a este bello país, se reunió con los empresarios de Guate­mala en Dominicana. Ellos le comentaron acerca del creci­miento de los negocios bilate­rales, de la buena imagen de nuestros productos y de la im­portante labor de la embaja­da orientada a los negocios. El presidente fue enérgico al enfa­tizar que la ayuda empresarial en cada embajada se intensifi­caría en todo el mundo, espe­cialmente donde ya hay una re­presentación diplomática.

Al final de su recorrido en Quisqueya la Bella, se reunió con Frank Rainieri, el Gurú del Turismo Latinoamerica­no. Fue una reunión-almuer­zo muy agradable en Playa Blanca, en donde el Presiden­te le dijo “Mira Frank yo no se­ré el Presidente perfecto, pero si seré el Presidente correcto”. Frank le respondió “pues con usted quiero hacer negocios Presidente”, en ese momento ambos se dieron un abrazo fraternal y un apretón de ma­nos concretando así el acele­ramiento del proyecto “Playa Punta Cana y Mundo Maya”.

Al cumplir los primeros 100 días de su gestión como Presidente podemos estimar que también ha realizado ac­ciones muy creativas y me­morables. Tres días después de tomar posesión, enfrentó a la delincuencia con un Esta­do de Prevención gradual en tres ciudades y dos departa­mentos. Durante una sema­na gobernó con su equipo de Ministros, en la segunda ciu­dad de importancia, Quetzal­tenango. Desde allí, tomó de­cisiones fundamentales para los locales y para todo el país. Con la Gran Cruzada por la Nutrición Infantil encontró apoyo nacional e internacio­nal. Guatemala tiene 2.5 mi­llones de estudiantes y a to­dos les implementó un seguro de salud.

En ese trabajo de mejorar el país estaba, cuando llegó la Pandemia del Covid-19. Fue entonces que le dio prioridad a este tema que ha conmovi­do al mundo. Aún no tenía­mos ningún caso positivo del virus, pero como buen líder se puso al frente. “Dios sabe por­que nos permitió a un doctor por Presidente” dijo una se­ñora a un noticiero local. Yo le puedo agregar que “Dios en­vía a sus mejores guerreros a pelear en las más grandes ba­tallas”.

El 6 de marzo se decretó el Estado de Calamidad para es­tar listos ante la llegada de és­te coronavirus. Se restringe el ingreso al país, se suspenden clases, los servicios públicos y todo lugar de aglomeración que pudiera convertirse en foco de contagio. Las restric­ciones eran parecidas en va­rios países.

¿Cuál ha sido la diferen­cia? Primero, que las deci­siones se tomaron con la de­bida anticipación; segundo, el Presidente Alejandro Gia­mmatei, el Vicepresidente Cesar Guillermo Castillo y todos sus Ministros con sus equipos, realizaron alian­zas estratégicas con el pue­blo, con los líderes comu­nitarios, con las diferentes organizaciones industria­les, financieras, comercia­les, agrícolas y de medios de comunicación. Esto per­mitió un accionar inmedia­to junto con 30 millones de dólares aprobados por el Congreso de la República; tercero, la distribución ma­siva de mascarillas protecto­ras, la entrega de alimentos, los cordones de seguridad, el equipamiento para hos­pitales y los protocolos di­señados para el manejo de personas con síntomas o in­fectadas fueron escencia­les. En una entrevista reali­zada por CNN al Consultor Internacional y ex Director Ejecutivo del Banco Mun­dial, Moisés Naím, ante la pregunta acerca de qué paí­ses están manejando mejor la crisis del COVID-19, ma­nifestó “Con el Presidente Giammattei, que acaba de  comenzar, Guatemala es­tá tomando las decisiones correctas, en el tiempo co­rrecto y con la disciplina correcta”. Continuó dicien­do “para mi sorpresa es­te país se está comportan­do. Está teniendo políticas y está ejecutando accio­nes en este campo, mejo­res que muchos países de América Latina”.

En una de sus visitas al in­terior de nuestro país, pa­rafraseando lo ocurrido, un niño de 4 años se acercó al Presidente para entregarle la alcancía con sus ahorros co­mo donativo a la vez que le decía “para que se curen más personas que tengan Covid 19 Presidente”. El mandata­rio no pudo contener las lá­grimas y lloró por varios se­gundos, luego dijo “Por niños como Juan tenemos que se­guir luchando para que el país salga adelante”.

Al Presidente Alejandro Giammattei le han dedicado varias canciones de distintos géneros, todas apuntan a re­saltar su excelente desempe­ño. Al escribir estas letras vie­ne a mi mente la frase que aprendí en mis estudios de Maestría en Administración “La Velocidad del Líder deter­mina el avance del equipo”. !!!Bien por Guatemala, juntos saldremos adelante!

El autor es Embajador de Guatemala en República Dominicana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario