Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

jueves, 7 de marzo de 2019

Luis Guzmán es profesional y sueña con dirigir la Selección Nacional Masculina de Baloncesto

Alex Rodríguez
Santo Domingo
A veces, cuando Luis Guzmán ve a sus compañeros de promoción todavía en las duelas siente que la tristeza lo embarga.

Sin embargo, a los 31 años y como asistente tanto en la selección nacional masculina de mayores como en Monroe College, se siente agradecido de que Dios le haya dado la oportunidad de ser un NBA en la educación.

“La educación es lo más importante.

Cuando estás preparado las puertas se abren. Los atletas deben saber que hay otras cosas en la vida. Si no llegaste en la NBA o en el béisbol, puedes ser doctor, ingeniero”, dice el ex jugador en una visita a El Deporte de LISTÍN DIARIO.

Luego de una corta carrera como profesional -que en cinco años lo llevó a jugar en nueve países-, una recurrente lesión en la espalda lo obligó a abandonar las canchas, pero no su deseo de aportar su experiencia de vida.


“En aquel momento, Dios me puso otras ideas en la mente: ser entrenador y cambiar la mente de los jóve- nes. Me gustaría que aquí en el país, el que no estudie no pueda jugar, cambiar un poco la cultura”, agregó el nacido en Washington Heights, Nueva York.

Guzmán se graduó de la Universidad de Temple en 2010 con una licenciatura en mercadotecnia de negocios.

Más tarde obtuvo su maestría en negocios deportivos en 2017.

“Es un orgullo ayudar al país que me dio mucha oportunidad”, dice Guzmán, quien creció siendo admirador de sus vecinos de edificio, los hermanos Ricardo y Jeff Greer.

Con la selección nacional que acaba de lograr su clasificación para la Copa Mundial, sirvió como asistente, director de videos y scouting.

Como jugador ayudó a Temple a ganar tres títulos de Conferencia seguidos e igual número de visitas al torneo de la NCAA, la famosa “Locura de Marzo”.

El hijo de Carlos y Vielka Guzmán- de Villa Francisca y San Carlos, respectivamente- pudo estudiar gracias al baloncesto y ahora desea ser un ejemplo a seguir por los jóvenes que practican el deporte del aro y el balón.

“Tras mi último contrato en España me comuniqué con mi entrenador en Temple, Frank Dunphy y le dije que la espalda ya no me permitía jugar más. Me dijo que regresara para hacer una maestría y aprender como ser un coach”, agrega. Estuvo dos años allí, luego con la Universidad de Rider antes de pasar a Monroe College el año pasado.

En sus metas se visualiza como entrenador de la NBA y también de la selección nacional de mayores.

EN NBA
  El año pasado trabajó en el Centro de Operaciones de Juego de la NBA como supervisor, revisando jugadas y violaciones, redactando informes de lo que pasaba en los partidos.

Heredó de su padre un torneo en las canchas abiertas de Washington Heights con jugadores desde los 10 años.

Ganó plata con la selección U-16 en el Centrobasket en Hato Mayor en el 2005, primera vez que llegó al país. También participó en los Panamericanos de 2011.

Cita a Orlando Antigua y Ron Sánchez como consejeros y es amigo de Luis Flores, Francisco García y Edgar Sosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario