Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

lunes, 4 de febrero de 2019

Falta de cobertura limita la atención a cardiópatas

Doris Pantaleón
Santo Domingo
La falta de cobertura de parte del Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) a procedimientos cardiovasculares de alto costo, que son altamente efectivos como tratamiento de distintas afecciones cardíacas,  está dejando sin la posibilidad de solución a más del 90 por ciento de los dominicanos que presentan esta condición, aseguró ayer el cardiólogo Pedro Ureña.

El especialista de larga trayectoria en el país dijo que es penoso que existiendo esas herramientas y el recurso humano capacitado para ello, la mayoría de los pacientes no puedan recibir esos tratamientos, y solo puedan tratarse los de alto poder adquisitivo, los que tienen seguros internacionales o los que logran obtener ayuda de fundaciones y organizaciones que hacen ese tipo de labor.

Entre los procedimientos de alto costo que no son cubiertos por la Seguridad Social citados por el doctor Ureña al ser entrevistado por Listín Diario, se encuentran los marcapasos desfibriladores que son dispositivos indicados en pacientes con falla cardíaca o con infartos,  y  disminuyen el riesgo de muerte súbita, la cual, dijo, es la única terapia aprobada para muerte súbita.

Están además, dijo, los reciclonizadores que son marcapasos que se usan en pacientes con insuficiencia cardiaca y mejora la calidad de vida y reduce la mortalidad de los pacientes. Ese procedimiento, agregó, es de gran ayuda en un país como  República Dominicana donde no hay un programa nacional de trasplante cardíaco ni dispositivo de asistencia auricular.



“Esta es una opción bien demostrada y en Latinoamérica nosotros somos de los países que no podemos usarla por falta de cobertura, porque se ponen a nivel privado, los que tienen seguro internacional o los que logran ayuda de fundaciones”, señaló el doctor Ureña.

Otro ejemplo citado por el especialista son los reemplazos de válvulas cutáneas, por lo que cuando un paciente es de alto riesgo para cirugía de ese tipo actualmente no tiene opciones, es un paciente condenado a morir o a pasar años en condiciones de muy mala calidad de vida.

Explicó que esos son procedimientos reconocidos, aprobados y que tienen un impacto en la vida de los pacientes. “Ni siquiera estamos hablando de innovadores, sino de terapias bien establecidas”.

(+)
FALTA DE INCENTIVOS
El cardiólogo Ureña lamentó que el país se haya ido rezagando en cobertura de los dispositivos cardíacos, lo que hace que se desincentive la investigación y a los médicos para prepararse. Sugiere que si el sistema de aseguramiento no puede ofrecer una cobertura completa, lo ideal sería que por lo menos le garantice al afiliado el millón de pesos que está destinado dentro del catálogo a coberturas de alto costo. En su opinión la falta de cobertura está dejando sin ese tipo de tratamiento a más del 90% de los pacientes que lo necesitan debido a que no tienen posibilidad de cubrirlos con sus propios recursos. Señaló que al año deberían hacerse unos 300 reemplazos de válvulas cutáneas y el año pasado se hicieron dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario