Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

sábado, 26 de enero de 2019

Luis Alejandro, uno de los cuatro quemados en explosión en mina de larimar: “Soñé que el mundo se acabó”

Benny Rodríguez
Barahona
Cuatro mineros que extraían piedras de larimar en la mina del mismo nombre, ubicada en Las Filipinas, del municipio costero de La Ciénaga, en esta ciudad resultaron con quemaduras en casi todo el cuerpo tras una explosión cuando realizaban su labor.

Los mineros quemados fueron identificados como Luis Alejandro Rubio López, de 27 años, Elías Cuevas Rubio, de 21, Andrés Rubio López, de 26 y un cuarto de nacionalidad haitiana, conocido solo como Francisco, de unos 30.

Los mineros afectados con la explosión fueron llevados a la emergencia del Hospital Regional Universitario Jaime Mota, en donde los médicos que le atendieron ordenaron recluirlos en ese centro de salud.

Médicos consultados sobre el estado de salud de los afectados dijeron que hasta el momento se encuentran estables.

Según el diagnóstico, los mineros presentan quemadura de primer y segundo grado en prácticamente todo el cuerpo, pero su condición puede ser manejada localmente, sin la necesidad de ser referidos a otros centros especializados en quemaduras.

Soñó que el mundo se acabó

Luis Alejandro Rubio López dijo que previo a suceder el hecho soñó que el “mundo se había acabado”.

Al preguntársele cómo ocurrió la explosión, el joven retorciéndose de dolor producto de las quemaduras, respondió que no supo nada más, sino que solo vio las llamas y el ruido provocado por la explosión.


“Soñé anoche que el mundo se acabó, pero decidí ir a trabajar hoy (ayer) porque yo confío en Dios”, dijo Rubio López, mientras dos mujeres evangélicas oraban al nacional haitiano, el más afectado por la explosión.  

Causa de la explosión

Juan Francisco Féliz Méndez y Francisco Montero Sánchez, presidente y secretario general de la Cooperativa Mina Larimar Las Filipinas, respectivamente, acudieron al hospital en busca de información sobre la salud de los afectados.

Ambos dijeron que la causa de la explosión se debe a la acumulación de gas metano en los hoyos hasta donde se introducen los mineros para extraer la piedra semipreciosa, combinado con un mal uso de la electricidad.

Recordaron que en noviembre pasado se registró una explosión similar, por lo que una comisión del Ministerio de Energía y Minas se presentó al lugar para realizar una investigación de lo sucedido.

Sin embargo, expresaron que en el hueco donde se produjo esa primera explosión, a menos de tres meses de ocurrir la de ayer, han vuelto a trabajar como de costumbre, alegando que Energía y Minas no le ha dicho nada acerca de la investigación realizada por sus técnicos. 

“Tenemos la presencia de gas metano y un alambre de electricidad mal conectado que cuando hace contacto con el gas provoca esas explosiones”, indicaron.

Reconocen que la actividad minera es riesgosa, sobre todo cuando se realiza debajo de la tierra, “pero tenemos que trabajar y ganarnos la vida”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario