Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

viernes, 7 de diciembre de 2018

Cuba da nuevo paso hacia apertura de Internet con servicio de datos móviles

Yeny García/EFE
La Habana
Cuba, uno de los países más desconectados del mundo, dio hoy un nuevo paso hacia la apertura de internet con la activación del servicio de datos móviles con tecnología 3G, muy esperado por los cubanos a pesar de los precios altos en comparación con los exiguos salarios estatales.

Desde bien temprano esta mañana, el monopolio estatal de las telecomunicaciones Etecsa comenzó a enviar mensajes de texto para avisar del inicio de la nueva prestación a los clientes que participaron en las tres pruebas gratuitas realizadas por la compañía este año.

La mayoría de los más de 5,3 millones de usuarios cubanos de líneas móviles podrán conectarse desde sus teléfonos de forma escalonada en los próximos tres días, si pagan la tarifa de consumo de 10 centavos CUC (equivalente al dólar) por megabyte o compran uno de los cuatro paquetes de datos, que van desde 600 megabytes por 7 CUC a 4 gigabytes por 30 CUC.

"Es genial para los que tenemos familia fuera. Hasta ahora la velocidad va bien. He hecho una vídeo llamada y fue fenomenal, y eso que estoy en una zona rural", dijo a Efe Yunet.

Menos afortunado, Daniel lleva "toda la mañana tratando" y en su móvil hasta ahora solo se ve el cartel de "estamos procesando su solicitud".

"Para mí es muy beneficioso porque no tengo teléfono fijo ni acceso a internet en casa, así que es una variante que me viene de maravillas. Es un poco cara, pero hay que hacer sacrificios", señaló Henry, un informático que dejó su empleo en el sector estatal, donde el salario promedio no supera los 30 dólares mensuales.

Los "memes" que ilustraron desde las redes la expectativa ante la llegada inminente del 3G han fustigado el secretismo en torno al tema y se han lamentado, jocosamente, de que pronto en la isla habrá que escoger entre comer, vestirse o conectarse, en referencia al alto costo de la vida en el país caribeño.


En la balanza del cubano, sin embargo, parece pesar más el "impulso" que supone un mayor y más cómodo acceso a la red, porque ya "no habrá que estar en un lugar específico para conectarse. Lo puedes hacer desde tu casa", indicó Ángel Rafael, usuario de uno de los 1.200 puntos públicos wifi abiertos en todo el país desde 2015.

Desde hace tres años, el Gobierno cubano implementa una "política de informatización" para corregir el retraso histórico con respecto al resto del mundo en cuanto a conexión y tecnologías, dentro de la que autorizó también este año la comercialización de internet en los hogares, antes solo permitido a algunos profesionales.

La activación de la tecnología 3G, que hoy solo cubre el 66 % del territorio cubano, se mantenía como el mayor reto para el Estado, que prometió que antes que acabara el año se podría acceder a internet desde el móvil.

"Creo que es un paso de avance en el proceso de facilitar el acceso a internet a los cubanos. Pero hay que ver cuán preparada está la infraestructura de telecomunicaciones para soportar, con la calidad requerida, ese tipo de servicio", advirtió a Efe Norges Rodríguez, cofundador de Yucabyte, proyecto comunicativo enfocado en las tecnologías.

Rodríguez recordó la pobre conexión en las pruebas gratuitas, que "han comprometido la estabilidad de otros servicios de la red móvil" como el texto y la voz, algo que ahora se habría solucionado, según aseguró Etecsa el pasado martes.

Para el ingeniero y periodista también influyen las tarifas, pues aunque no son "descabelladas" comparadas con las de otros operadores del área, en el contexto cubano la internet por datos móviles se convierte en "algo lejos del alcance de la mayoría de la población".

"Hoy las políticas de acceso a las TIC deben estar enfocadas a garantizar que todos puedan usarlas. El Gobierno cubano debe trazar políticas públicas para cerrar la brecha digital y considerar el acceso a internet un servicio básico más, como la electricidad, el agua potable, la educación pública o la sanidad", insistió.

Rodríguez llamó la atención además sobre la "censura que ha acompañado el despliegue del acceso a internet en Cuba desde sus inicios", una práctica que en su opinión "debe desaparecer".

"Si ya desapareció el miedo a que muchos se conecten, también debe desaparecer el miedo a que escojamos con qué contenido nos informamos", concluyó.

La conexión libre, rápida y barata a internet es aún una asignatura pendiente para Cuba (11,1 millones de habitantes), que registra más de 5,9 millones de usuarios de internet, según datos oficiales.

El ancho de banda es aún muy pobre en la isla, donde se ha informado recientemente sobre negociaciones con empresas tecnológicas extranjeras, entre ellas el gigante Google, sin resultados concretos ni confirmación por parte del Gobierno cubano. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario