Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

lunes, 26 de noviembre de 2018

Mujeres multíparas tienen menor probabilidad de padecer cáncer

Escarlin Pozo
escarlin.pozo@listindiario.com
Bogotá, Colombia
La incidencia de cáncer de mama y la posibilidad de hacer metástasis en este órgano o en otras partes del cuerpo puede disminuir o aumentar por diferentes factores. Los elementos culturales, medioambientales, hereditarios y alimenticios que ocurren o se desarrollan en determinados países y familias podrían ser “los protagonistas”.

El número de casos y la mortalidad de este tipo de cáncer es reflejado en las estadísticas que existen a nivel mundial. Esta cuantificación muestra la relación de estos factores en países de América Latina, el Caribe, Norteamérica y Europa.

Según datos ofrecidos por la directora médica de Pfizer oncología para Latinoamérica, Alexandra Guarín, el rango de incidencia de cáncer de mama en esas naciones está por debajo de 55 personas por cada 100 mil habitantes, y su nivel de mortalidad es de 13.4.

Sin embargo, en Estados Unidos y Europa tienen una incidencia por encima de 80, posicionándose por encima de países latinoamericanos. No obstante, el nivel de mortandad es menor, en la actualidad corresponde a 12.6.

La galena especifica que este panorama muestra el poco desarrollo que existe en los países de Latinoamérica y el Caribe en términos de acceso a terapias avanzadas para los pacientes que padecen cáncer de mama y metástasis.  

Durante el seminario, desarrollado en Bogotá, Colombia, la especialista explicó el nivel de incidencia a partir de otros factores, que corresponden al estilo de vida de los habitantes.

En ese aspecto, habla acerca de la relación existente entre el cáncer y el influjo hormonal de las mujeres, su historia reproductiva y menstrual. Expone que los embarazos y el periodo de lactancia son etapas que permiten un descanso hormonal.

“Durante el embarazo la progesterona incrementa y el influjo de estrógenos disminuye y en la época de lactancia también. Entonces, tener esos embarazos le da un periodo de descanso a la glándula de ese influjo hormonal que tenemos”, dice, mientras puntualizaba la importancia de la paridad en mujeres.


En la cultura de la población latina recae la decisión de tener mayor cantidad de hijos, desde una edad más temprana, comparado con Europa y Estados Unidos, donde las mujeres suelen tener su primer hijo luego de los 38 años. Este comportamiento adquirido interviene en la incidencia que se mantiene por encima de Latinoamérica.

“Tener el primer hijo en una edad temprana es un factor protector, al igual que tener un número mayor de hijos. Si tenemos cuatro embarazos, tendremos cuatro periodos de descanso. Pero si tuvimos un solo hijo, un solo periodo de descanso adquiriremos”, explica.  

Al hablar sobre el diagnóstico y acceso a tratamientos, revela que en los últimos 10 años los programas de concientización sobre diagnóstico temprano de cáncer de mama se han desarrollado de forma eficiente cada año transcurrido. Al igual que la estandarización de que pacientes mayores de 50 años del sector público y privado  se hagan mamografías de forma rutinaria.

Sin embargo, en el acceso a procedimientos que sirvan para sanar el cáncer en estadio temprano o controlar la metástasis para prologar la sobrevida de los pacientes y elevar su calidad de vida “se ha trabajado, pero falta mucho”, indica.

TERAPIAS PARA CÁNCER
En las terapias para cáncer de mama temprano se encuentran las terapias neoadyuvantes, que sirven para disminuir el tamaño del tumor antes de una cirugía.

Por otra parte, la adyuvante mejora las posibilidades de curación y disminuye el riesgo de que el cáncer vuelva.

Asimismo, se encuentran las terapias hormonales, quimioterapia y la radioterapia, que reducen el riesgo de recurrencia del tumor y preservan la mama.

En los casos de metástasis, cuando las células cancerígenas se han esparcido a otras zonas, la terapia sistémica para la enfermedad (medicamentos) es la primera estrategia. En esta parte, la cirugía se utiliza para algunas metástasis aisladas. La radiación se emplea para casos locales y regionales inoperables.

El tratamiento paliativo es el medio idóneo para los pacientes con enfermedad avanzada o metástasis.

El dolor producido por el tumor es contrarrestado y su calidad de vida mejora “considerablemente”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario