Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

lunes, 26 de noviembre de 2018

Autoridades protegieron de turbas a policías haitianos

Benny Rodríguez
Jimaní
Las autoridades dominicanas en el puesto fronterizo de Jimaní tuvieron que dar protección a un grupo de policías haitianos que huyeron de la persecución de una turba que minutos antes había asesinado a cuatro oficiales de aduanas y dos civiles en el Mal Pase, Haití, el sábado en la tarde.

“Ocho miembros de la Policía Nacional de Haití cruzaron la puerta fronteriza en busca de refugio motivados por los disturbios ocurridos a eso de las 12:30 en la aduana haitiana”, explica un parte policial.

La violencia no ha cesado en Haití desde de que el pasado lunes, hace una semana, iniciara una huelga general en el vecino Estado en reclamo de que el gobierno aclare el destino de millones de dólares que estaban destinados a obras para la reconstrucción de ese país.

En Puerto Príncipe y otros pueblos se han registrado intensas protestas de manifestantes que exigen la renuncia del presidente Jovenel Moise, a quien acusan de encubrir a los responsables del desvío de mil trescientos millones de dólares provenientes de los fondos de Petrocaribe.

Los policías que fueron amparados en el país y que fueron entregados al cónsul haitiano en Barahona, Jean Alex Luphoil, cruzaron a República Dominicana con sus armas de reglamento, así como con los documentos que los acreditan como agentes policiales haitianos.

No obstante, ayer reinaba la calma en el punto fronterizo de Mal Paso, tanto del lado dominicano como del haitiano. Pudo constatarse que la situación de ambos lados del punto fronterizo es de “tensa calma”, luego de los incidentes.

Las actividades comerciales binacional efectuadas en la puerta de Mal Paso entre haitianos y dominicanos es prácticamente nula, el transporte desde y hacia Haití se encuentra paralizado, luego de los sucesos del sábado.


Casi en su totalidad los comercios que funcionan en el lado dominicano de la frontera de Mal Paso se encontraban cerrados. Había escasos locales abiertos.

Autobuses de la ruta República Dominicana-Haití, operadas por las empresas criollas Caribe Tours y Metro, no realizaron los viajes correspondientes al vecino país por temor a que se produzcan nuevamente los incidentes violentos.

Los autobuses vinieron desde la ciudad de Santo Domingo sin pasajeros con destino a Haití, pero los mismos se encontraban estacionados en el punto aduanero del lado dominicano.

Personas contactadas de este lado, pero que prefirieron el anonimato, dijeron que solo pequeños camiones y camionetas de poblados haitianos cercanos como Fond Parisien han llegado a este lado en busca de productos.     

“No ha sido posible cruzar de aquel lado porque, aunque está calmada la situación, persisten los problemas y hay temor que vuelva a reeditarse el conflicto violento de ayer sábado”, dijo la fuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario