Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

viernes, 24 de agosto de 2018

“Aquí espero menos que en el hospital”

Doris Pantaleón
Santo Domingo
Lucila Heredia no para de hablar de sus quebrantos de salud, mientras empieza a sacar medicamentos de una bolsa de plástico, que son comprados en el mercado privado debido a su costo. Son medicinas que utiliza para controlar el dolor que le afecta en uno de sus hombros fruto de una enfermedad degenerativa.

Sus consultas en medicina general  y la de su hija en ginecología siempre las recibe en el Centro Diagnóstico de Primer Nivel de Atención ubicado en el sector El Remanso, de Villa Mella, que es la zona donde vive.

“Cuando tengo que hacerme estudios me mandan al hospital Ney Arias Lora o al Marcelino Vélez Santana,  me lo hago allá, pero vuelvo para acá, porque aquí me queda cerca, a veces tomo un carrito público, pero cuando no tengo, llego caminando”, dice.

Asegura que prefiere ese centro, porque  además de que la doctora la atiende bien, ahí tiene que esperar menos  que cuando va a  un hospital de referencia nacional. “Donde quiera hay que esperar, pero aquí espero menos que en esos hospitales grandes”, indica, mientras sigue mostrándome las medicinas que le envió su hijo que vive fuera, como quien busca aprobación para tomársela, aunque tenga un nombre comercial distinto a la indicada. Le explico que debe antes hablarlo con la doctora.

Como Lucila, decenas de personas acuden diariamente a ese centro de atención primaria, que sirve de referencia diagnóstica de otros establecimientos de primer nivel que funcionan en el área.



Allí laboran médicos generales, un pediatra, un ginecólogo y cinco promotores de salud. Cuenta con tres laboratorios, seis enfermeras y cinco odontólogos. En su interior operan seis Unidades de Atención Primaria (UNAP) o consultorios de atención, que tienen asignados los pacientes dependiendo del sector de procedencia.

Cada médico ve entre 15 y 20 pacientes por turno, en horario matutino y vespertino, de acuerdo a los detalles ofrecidos por la doctora Mirtha Geraldo, directora del centro. Al mes son referidos  a hospitales entre 150 y 200 pacientes que requieren atención más especializada. La zona de salud a la que pertenece cuenta con 76,000 habitantes, por lo que se requieren seis establecimientos de esa naturaleza, pero tiene tres.



El tiempo de espera para ser visto por el médico fue una de las quejas comunes entre los pacientes, así como la falta de asientos cómodos y la ambientación en el área de consulta externa, donde los aires estaban dañados. Lo positivo que veían en común los pacientes era la atención y la cercanía, lo que representa ahorro en pasaje.

Hipertensos
El centro tiene registrados 800 pacientes crónicos entre hipertensos y diabéticos. Estos son los que más demandan atención, incluyendo 100  insulino-dependientes que reciben el tratamiento cada mes suplido por el Servicio Metropolitano de Salud del Servicio Nacional de Salud.

Embarazadas
Las embarazadas son atendidas allí hasta las 32 semanas, luego se refieren a otros centros, entre ellos el hospital de Villa Mella, de segundo nivel, o a la maternidad Reinaldo Almánzar, en embarazos de alto riesgo. Ese fue el caso  de Ámbar Pichardo, que tenía de 16 años cuando llegó a consultar por primera vez. Este martes esperaba en el área de consulta para el chequeo de la niña Perla Rachell, de dos años.

Déficit
En Santo Domingo Norte la población asciende 654,750 habitantes. Allí funcionan en el primer nivel de atención 17 centros de Atención Primaria (CAP), 96 Unidades de Atención Primaria (UNAP), 12 zonas de salud, 75 médicos, 81 enfermeras y 96 promotores, pero para cubrir adecuadamente la población, necesitaría de ocho centros más, 196 UNAP y 50 por ciento más del personal de salud con que cuenta actualmente.

Así lo asegura el doctor Darlin Del Orbe, gerente de esa área de Salud, que abarca los sectores Villa Mella, Guanuma, La Victoria, Hacienda Estrella, Sabana Perdida, Mata Mamón y Cierra Prieta.

“Lo que más necesitamos es talento humano sobre todo para las visitas domiciliarias y educar a las personas sobre el primer nivel de atención para que acudan a sus centros y no pasen de largo”, opina la doctora Yaquelina Fortines. Dice que todavía una buena parte de los pacientes pasan de largo y llegan a los hospitales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario