Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

lunes, 4 de junio de 2018

Vacunar a embarazadas reduce muertes en neonatos

Doris Pantaleón
Bruselas, Bélgica
Aunque en República Dominicana, al igual que muchos países de la región, por años, a las embarazadas se les ha aplicado solo la vacuna contra el tétanos como protección para ellas y su bebés, recientes estudios evidencian la necesidad de que durante el período de gestación la mujer sea inmunizada contra otras enfermedades que afectan mayormente a los neonatos.

Una de ellas es la vacuna contra la tosferina, que es causante de hospitalización y muerte en recién nacidos, debido a que nacen sin esa protección, y la vacuna se le empieza a aplicar luego de los dos meses de edad.

La segunda dosis, que es cuando se garantiza que empiece la completa inmunización, se coloca a los cuatro meses de nacidos por lo que permanecen sin inmunizar por un largo tiempo, lo que les pone en contacto con la bacteria Bordetella Pertussis, que provoca la tosferina, una enfermedad de las vías respiratorias, altamente contagiosa.

Otras vacunas que se recomiendan en las embarazadas es la de la influenza estacional o gripe, que está disponible en la mayoría de los países, así como contra otros virus y bacterias que causan estragos en recién nacidos, como el virus sincitial agudo, y la bacteria estreptococo B. No obstante, ambas vacunas se encuentran en proceso de estudios, por lo que aún no se cuenta con ellas.

Los detalles sobre la importancia de la vacunación a embarazadas fueron temas abordados por investigadores y médicos de la empresa de investigación y desarrollo del área farmacéutica GSK durante una visita de periodistas de diferentes medios de comunicación de Latinoamérica a su planta de manufactura de vacunas, ubicada en Wavre.

El tema sobre la inmunización materna fue enfocado por el profesor e investigador David Salisbury y los especialistas Octavio Cintra, del equipo global de asuntos médicos; y Lidia Domínguez, gerente Médico para Centroamérica y el Caribe del Área de Vacuna.

Durante su ponencia sobre Inmunización Materna, el investigador Salisbury detalló que los países han hecho gran trabajo en inmunización de embarazadas, las cuales se vacunan por dos razones, que son para protegerlas a ellas para evitar que enfermen y para proteger al bebé. Contra la tosferina se recomienda vacunar a la embarazada durante las 28 a 36 semanas de gestación para que puedan crear los anticuerpos suficientes para proteger al bebé.

La tosferina es una tos muy persistente y en los recién nacidos puede ser muy grave.

Pocos seguros



En una conferencia vía Skype, el estudioso de la inmunización destacó que, dentro de las vacunas prioritarias en embarazadas que ha establecido la Organización Mundial de la Salud (OMS), se encuentran el tétanos porque el recién nacido puede infectarse sobre todo cuando nace en lugares pocos seguros, o en hospitales donde no hay las condiciones de higiene requerida.

Dijo que la vacuna contra la tosferina, para proteger al bebé, también es otra prioridad, porque los niños nacen sin protección contra esta enfermedad y permanecen así durante varias semanas hasta que inician su propia inmunización.

“Eso constituye una gran preocupación para las organizaciones que trabajan en el campo de la salud, por lo que estudios determinaron que si se vacuna a la madre embarazada, se está protegiendo al bebé, con altos niveles de seguridad y eficacia para ambos, por lo que se recomienda aplicarla rutinariamente en las embarazadas”, explica.

Dijo que la madre embarazada crea anticuerpos y se los pasa al bebé. “Hay evidencias claras de los beneficios que tienen los bebés cuando la embarazada se vacuna contra la influenza, el tétanos, la tosferina y la rubeola, en todos los estudios que se han hecho”, dijo.

En investigación

Explicó que hay dos enfermedades que se piensa se puede vacunar a la madre, como es el virus sincitial respiratorio agudo, que es una enfermedad muy severa y común en los bebés, y la otra es la bacteria del estreptococo del grupo B, que le da a los menores de un mes, la contraen de la madre durante el parto y es la principal causa de meningitis durante el primer mes de vida del bebé.

Grave en bebés

Sobre el tema, la doctora Lidia Domínguez, gerente Médico para Centroamérica y el Caribe del Área de Vacuna de GSK, recuerda que desde hace muchos años que a las embarazadas se les vacuna con toxoide, lo que evita el tétanos neonato, mediante el corte del cordón umbilical.

Sin embargo, explica que, desde hace algunos años se han estado viendo otros problemas que pueden afectar al bebé y que se pueden prevenir a través de la vacuna, aunque hay algunas que son también para la madre porque durante el embarazo están expuestas a riesgos, como es el caso de la influenza.

Después de la pandemia del 2009, organismos internacionales han estado recomendando la vacuna contra la influenza, la cual algunos países la tienen incluida en sus programas rutinarios de vacunación, y lo mismo ha ocurrido con la tosferina, que en recién nacidos puede ser muy grave, porque sus vías respiratorias son muy estrechas y cualquier cosa que produzca inflamación les puede generar problemas respiratorios serios, neumonías, falta de oxígeno y hasta la muerte.

Explica que ante los casos de tosferina en recién nacidos, se han hecho estudios y aplicado estrategias, evidenciando que es la más efectiva para vacunar a la mamá durante el embarazo, así, ella produce anticuerpos que pasan al bebé a través de la placenta y eso los proteje, defensas que le durarán tres o cuatro meses, hasta que se le aplican sus propias vacunas.

MAYOR FÁBRICA DE VACUNAS

Médicos e investigadores de la empresa de investigación y desarrollo del área farmacéutica Glaxo Smith Kline (GSK) dieron detalles del proceso que se lleva a cabo para desarrollar dos nuevas vacunas para embarazadas con el fin de proteger a los recién nacidos. Entre ellas, una contra el virus sincitial respiratorio agudo, causante de hospitalizaciones en bebés, y contra la bacteria estreptococo B, causante de meningitis, que provoca alta mortalidad en niños pequeños.

La experiencia sobre los avances en el campo de la inmunización fue vivida por periodistas de diferentes medios de comunicación de Latinoamérica durante una visita a la planta de manufactura de vacunas de GSK, ubicada en Wavre, comunidad francesa de Bélgica.

Esa es la fábrica de vacunas más grande del mundo, de donde diariamente se distribuyen más de dos millones de dosis. La visita incluyó las instalaciones de su centro global de investigación y desarrollo de Rixensart donde se elaboran nuevas vacunas.

Cuenta con 14 centros de producción y tres centros de desarrollo de vacunas, ubicados en Italia, Bélgica y Estados Unidos..  

No hay comentarios:

Publicar un comentario