Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

lunes, 23 de abril de 2018

Dominicano se especializa en la armada de Taiwán

Adriana Peguero
Santo Domingo
Dentro de los 800 miembros de la Escuadra de Amistad 2018 de la Academia Naval de Taiwán que visitó el país el pasado fin de semana, conformado por tres buques panshi, hay un joven dominicano teniente de corbeta que cuando la nave complete su periplo, recibirá su diploma de ingeniero en electrónica, con una especialidad militar en aviación.

An-Hu Cruz, hijo de una mujer oriunda de Dajabón y de padre taiwanés, tras completar sus estudios de bachillerato técnico en electrónica, en el año 2013 ingresó a la Academia Naval César de Windt Lavandier en la República Dominicana, donde luego de pasar el centro y terminar el primer semestre, le ofrecieron una beca para estudiar en Taiwán.

“No lo pensé dos veces.


Acepté la beca, porque aunque no me crié con mi papá, tenía interés de conocer su cultura y su idioma, sobre todo. Bueno, ya hablo el mandarín perfectamente, inglés y español. Yo tenía un conocimiento básico de mandarín, pero por falta de práctica lo había olvidado”, dijo el marinero.

Destacó que uno de los beneficios de la academia naval de Taiwán es que los estudiantes también tienen una especialización civil, incluye clase de post entrenamiento militar para oficiales.


Hu Cruz es mellizo con Din-Hu Cruz, tienen 23 años de edad y son hijos de la señora Ercilia Cruz, quien manifestó que aunque se separó del señor Hans-Hu cuando los niños tenían un año de edad, éste siempre se ocupó de su educación y apoyó en todo lo que ellos necesitaron.

Dijo estar agradecido de la beca que le dio el Ministerio de Defensa de la República de Taiwan por darle la oportunidad de adquirir los conocimientos que tiene.

El joven lleva cuatro años de estudios en Taiwán y precisó que desde que se gradúe, regresará a la República Dominicana para remunerar la oportunidad que le dieron, prestando servicio a la Patria desde la Armada Dominicana, entidad a la que pertenece.

“Para mí ha sido más que gratificante, el tener la oportunidad de conocer una cultura diferente a la nuestra. Me alegro mucho del carisma que tiene el pueblo taiwanés para con los extranjeros en general, no solo para el que va a una misión de intercambio militar, sino en todo el sentido de la palabra”, afirmó.

Resaltó que adaptarse a la comida fue complejo pues tardó alrededor de seis meses, porque aunque su padre es taiwanés, se crió con la cultura y la comida dominicana.

Informó que su mellizo estudió administración hotelera en la Pucamaima y su hermano mayor cursó administración y vive fuera del país, además tiene dos hermanos menores hijos de su padre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario