Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

sábado, 17 de marzo de 2018

Bombardeos dejan más de 100 muertos en Siria; civiles huyen

AP
BEIRUT
Los ataques aéreos mataron a más de 100 personas en Siria ayer, mientras los civiles, agotados y muchos heridos, huían de áreas sitiadas por segundo día consecutivo.

Las fuerzas del gobierno sirio intensificaron su ofensiva en suburbios en poder de los rebeldes al este de la capital, donde han recuperado un importante poblado y se han acercado a otro con la ayuda de la potencia aérea de Rusia.

La mayoría de las muertes ocurrieron en Ghouta, en el este de Damasco, donde las fuerzas gubernamentales han mantenido una demoledora ofensiva por tres semanas con la que han recuperado 70% del área sitiada. La violenta andanada ha cobrado la vida de más de 1.300 civiles, ha dejado 5.000 heridos y ha obligado a miles a huir a las zonas controladas por el gobierno.       

La impactante cifra de muertos del viernes se registró un día después que Siria cumplió siete años de guerra civil, que ha matado a cerca de 450.000 personas y ha desplazado a la mitad de la población del país.             

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, indicó que el bombardeo y la artillería de las fuerzas del gobierno sirio y de Rusia han matado un total de 76 personas en Ghouta, incluyendo a 64 en la localidad de Kafr Batna y otras 12 en Saqba.

El gobierno sirio también recuperó el poblado cercano de Jisreen, de acuerdo con el Observatorio. "Si el mundo no actúa, Ghouta será exterminado", afirmó Siraj Mahmoud, un miembro del grupo opositor de rescate Defensa Civil Siria.        


El Observatorio señaló que otras 36 personas perdieron la vida en Afrin, una comunidad en manos de las fuerzas kurdas en el norte de Siria, donde las tropas turcas y combatientes de la oposición siria respaldados por Turquía han mantenido una ofensiva desde el 20 de enero.

Entre las víctimas se encuentran nueve que murieron en bombardeos contra el hospital general del poblado.              

El ataque perpetrado el viernes por el gobierno en Kafr Batna incluyó bombas de racimo, artefactos incendiarios similares al napalm y explosivos convencionales, detalló el Observatorio.  La Sociedad Médica Siria-Estadounidense, una organización médica sin fines de lucro que apoya los hospitales de Ghouta, informó que los médicos en Kafr Batna atienden a pacientes con graves quemaduras.



No hay comentarios:

Publicar un comentario