Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

jueves, 1 de febrero de 2018

Una propuesta para regular el uso de bolsas plásticas en RD

Yaniris López
yaniris.lopez@listindiario.com
Santo Domingo
A través de la página www.change.org, la mayor plataforma de peticiones del mundo, el biólogo dominicano Peter Sánchez lanzó la propuesta “Prohibamos las bolsas plásticas en República Dominicana”. Desde su publicación, el 3 de noviembre de 2017, ha conseguido unas 5,600 firmas de personas que apoyan la iniciativa.  

Listín Diario conversó con él por vía electrónica para conocer qué  propone como alternativa a una problemática ecológica y social que ha dado paso a un movimiento global cuya  meta es que se prohíba o regule el uso de bolsas plásticas no biodegradables.  

Licenciado en Biología y diplomado en turismo sostenible, Sánchez se desempeñó durante seis años, hasta 2014, como administrador del Santuario de Mamíferos Marinos Bancos de La Plata y de La Navidad y fue miembro de la Armada de República Dominicana por 12 años.

¿En qué fundamentas la propuesta “Prohibamos las bolsas plásticas en República Dominicana”?

Es como digo en la solicitud de la plataforma: Las fundas plásticas se fabrican con polietileno, un producto derivado del petróleo. Las fabricadas en República Dominicana demandan que los fabricantes o importadores de las materias primas compren dólares, creando presión en el mercado de divisas.

Estas fundas de polietileno no son biodegradables, por lo contrario, son altamente contaminantes y muy resistentes, por eso duran cientos y hasta miles de años en descomponerse. Mientras tanto, si entran en el drenaje público o alcantarillado contribuyen a taparlo, luego tenemos las inundaciones de las vías, con tres gotas de lluvia. ¿Quién no ha visto un carro o guagua quedada en un charco o lago en República Dominicana?  


Los plásticos generan el 90% de la basura marina, sostiene el Pnuma.

Cuando caen a los ríos contaminan y de ahí van al mar, a las playas, donde continúan contaminando y matando la vida silvestre: aves, tortugas, peces, ballenas y corales son de las víctimas más conocidas de las bolsas plásticas en el mar. De hecho, en el océano Pacífico y el Atlántico existen islas de kilómetros cuadrados  hechas completamente de basura flotante, la basura plástica que se nos escapa a las alcantarillas, ríos y mares.
En Republica Dominicana, los turistas se quedan con la boca abierta cuando ven tantos desechos en las carreteras y por todas partes.  
Para refrescar la memoria, hace unos años un barco de crucero llegó al puerto de Santo Domingo, en el río Ozama. Los turistas se bajaron a recoger basura en el malecón, en su mayoría bolsas plásticas y vasos de foam.  
Ya en países como Senegal, Ruanda, Irlanda, Inglaterra, Australia, Francia, Panamá, China y Alemania, por mencionar algunos, tienen algún tipo de regulación de las fundas plásticas. Existen medidas interesantes, como prohibir que las fundas sean gratis. Esto dirige al consumidor a tener una bolsa reutilizable.  
En Indonesia, por ejemplo, están creando bolsas con almidón de yuca. Sí, de Yuca. Nosotros también podemos hacer algo para dejar de contaminar nuestro país. Pudiéramos aprovechar por ejemplo la industria del coco y crear bolsas reutilizables y biodegradables de fibra de coco.


Basura acumulada en los rompeolas del malecón de Santo Domingo. ©Yaniris López/LD

¿Cómo va la petición en www.change.org y por qué elegiste esta opción para dar a conocer la propuesta?

La petición va en marcha. La aceptación de la propuesta ha sido muy alta. Los dominicanos ya están cansados de ver desechos por todas partes y se han educado para reconocer que si tuvieran una opción menos dañina la utilizarían. También personas de diversos países que han residido en República Dominicana o visitado el país han firmado. Me contactan mostrando su apoyo al proyecto y se quejan de la cantidad de residuos plásticos que ven en los lugares que visitan en nuestro país. La colocamos en Change.org porque su plataforma es de fácil acceso y es la más conocida en el mundo para este tipo de proyectos.

¿Cuántas firmas son necesarias para lograr el objetivo y qué harán una vez colectadas? 

No esperamos un cambio de la noche a la mañana. En la actualidad tenemos más de 5,600 firmas. La plataforma Change.org nos brinda la facilidad de enviar una notificación a las personas u objetivos de nuestra propuesta cada vez que se logra una meta, como 500 firmas, por ejemplo. La petición está dirigida a la Presidencia de la República, el Congreso Nacional y el Ministerio de Medio Ambiente. La cantidad de firmas la hemos fijado en 25,000. A partir de esa cantidad, un grupo de personas comprometidas iniciaremos otras medidas para divulgar las diferentes soluciones al problema como también lograr los ajustes legales para regular el uso de fundas plásticas, botellas plásticas, cubertería plástica y vasos de poliestireno (foam).



Las peticiones vía esta plataforma no tienen validez legal…

Es cierto que las peticiones no tienen validez legal, son firmadas de buena fe. Pero al momento que tienes a miles de personas apoyando una idea, los responsables de hacer que las cosas sucedan deben poner atención y tomar las medidas necesarias. Aquí no pensamos enjuiciar a nadie, solo queremos que las buenas decisiones sean adoptadas por el bien de todos como también por la imagen de nuestro país. Pretendemos hacer que 10 millones de turistas visiten nuestro país cada año pero si cada uno utiliza un vaso de foam o una funda plástica o cubertería de plástico viviremos entre desechos. Debemos estar preparados en todos los sentidos, no es solo construir habitaciones de hoteles.

¿Cuáles serían las principales trabas que impedirían que la propuesta se haga realidad? En todo caso, ¿qué alternativa propones?

Que los políticos no hagan caso siendo los responsables de tomar las medidas necesarias para regular la utilización de estos productos. En todo caso seguiremos luchando hasta lograr el objetivo, el cual está en línea con diferentes programas del Estado como son la mitigación de los efectos del cambio climático, protección de la biodiversidad, la marca país, la visión de turismo diferente y sostenible y la creación de empleo.



CAMPAÑA #MARESLIMPIOS

En febrero de 2017, durante  la Cumbre Mundial del Océano organizada en Bali, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) inició la campaña #Mareslimpios. Su objetivo: eliminar para 2022 los productos plásticos.
Según el organismo, los plásticos generan el 90% de la basura marina en los océanos al depositarse en ellos aproximadamente 8 millones de toneladas cada año.  Esto ha provocado que, en los últimos 50 años, se haya multiplicado veinte veces la producción mundial de plásticos, con la generación en este plazo de 320 millones de toneladas.
Luego, en diciembre de 2017, en la Asamblea General del PNUMA celebrada en Nairobi, más de 200 países firmaron una resolución en la que se comprometían a eliminar la contaminación con plástico en el mar.
En promedio, explica Peter Sánchez, una funda plástica se fabrica en un segundo, es utilizada por unos 20 minutos y tarda entre 400 a 1000 años en degradarse, “mientras sus componentes químicos continúan contaminando”.  


El biólogo dominicano Peter Sánchez propone el uso de la fibra de coco, muy abundante en el país, para fabricar bolsas biodegradables.

“La Unión Europea desea que antes del 2030  el 55 % de los plásticos sean reciclados como también disminuir el consumo de bolsas plásticas de 90 a 40  por persona al año”, dice el biólogo. 
En República Dominicana, en las últimas dos jornadas de limpieza de costas y ríos se han recogido más de 300 toneladas métricas de desechos, respectivamente. En 2016, según datos del Ministerio de Medio Ambiente, fueron recogidas 1,461,000 unidades de material foam y 1,264,400 unidades de botellas plásticas. En la jornada del 2017, el 46 por ciento de los desechos encontrados correspondió “a fragmentos de platos, vasos y envases del material denominado foam”.

Si te interesa apoyar la iniciativa, entra a www.change.org y firma.

Tags
bolsas plásticas Peter Sánchez Change.org mares limpios plásticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario