Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

viernes, 2 de febrero de 2018

Cárcel de paso Bella Colina es más ‘cómoda’ que la de San Luis

Ramón Cruz Benzán
Santo Domingo
La cárcel de paso Bella Colina, donde son llevados los presos para conocimiento de medida de coerción pendiente y en investigación en el Palacio de Justicia de Santo Domingo Oeste, es un paraíso en comparación con la cárcel de paso de San Luis, de Santo Domingo Este.

En el lugar donde se encuentra el recinto carcelario, el cual funciona en un sótano, se encuentra el destacamento policial de la zona, que tiene unos 20 agentes, aparte de unos 20 que prestan servicio en la cárcel.

El recinto carcelario cuenta con cuatro celdas, tres para hombres y una para mujeres, un baño cada una y con base de concreto para ponerle colchones para dormir, pero no se usan sábanas por razones de seguridad de los internos.

En la cárcel permanecen entre 60 y 70 reclusos diariamente, mientras que los hombres son trasladados al penal de La Victoria una vez el tribunal de Atención Permanente de esa jurisdicción les dicta prisión preventiva.

Una vez el tribunal acoge la solicitud de prisión preventiva presentada por la fiscalía de esa jurisdicción en contra de determinados imputados, los reos son retornados nuevamente a la cárcel de Bella Colina hasta que el tribunal les notifique la resolución, para posteriormente llevarlos a la cárcel de La Victoria.

Mientras que en el caso de las mujeres que se encuentran recluidas en el recinto a espera del conocimiento de medida de coerción, estas duran más tiempo, debido a que son trasladas al centro de Corrección y Rehabilitación de Najayo-Mujeres, ya que allí el espacio es muy limitado.


Esa disposición del traslado inmediato de los presos los lunes y miércoles a la cárcel de La Victoria, fue adoptada mediante circular por la fiscal del municipio Santo Domingo Oeste, Rosalba Ramos Castillo.

El lugar cuenta con agua permanente debido a que tiene cisterna y tinaco, y constantemente se lleva agua en camiones cisterna.

Esta cárcel, empero, contrasta con la de paso de San Luis, del municipio Santo Domingo Este, donde una vez funcionó una capilla, la cual cuenta con dos celdas, sin camas, ni colchones, con mínima ventilación y con poca seguridad.

En torno a la cárcel de San Luis, diversos sectores de la sociedad reclaman que el recinto carcelario no debe estar operando por sus precarias condiciones, por lo que piden que la misma sea cerrada y se construya una cárcel nueva.

Entre esos sectores se encuentran la Defensora del Pueblo, Zoila Martínez; el vicepresidente de la Fundación Institucionalidad y Justicia, Servio Tulio Castaños Guzmán; la directora de la Oficina de Defensa Pública, Laura Hernández, y el presidente del Colegio de Abogados, Miguel Surún Hernández, entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario