Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

martes, 16 de enero de 2018

Cuando el hombre pierde su trabajo

Jaclin Campos
jaclin.campos@listindiario.com
Santo Domingo
El despido, como cualquier otro tipo de pérdida personal, conduce a un proceso de duelo que en el caso del hombre tiene un gran impacto.

Al quedar desempleados -y más si esta situación se prolonga por un período largo de tiempo- algunos esposos y padres de familia se sienten tan afectados que caen, incluso, en depresión.

Las psicólogas FiorD’Aliza Alcántara y Kaly Báez coindicen en señalar que esto obedece al sistema de creencias que asigna al varón el rol de proveedor y lo cuestiona si no tiene un empleo remunerado.

“Bajo este mandato social, el hombre que ha sido criado en una familia donde ese rol tradicional es condición fundamental para disfrutar del estatus directivo en la familia, pues, podría verse afectado al quedarse sin empleo”, explica Alcántara, quien comenta que el quedarse sin trabajo se cataloga como una de las siete pérdidas capitales que afectan al ser humano.

01 Contexto
Aunque la sociedad ha ido cambiando y el papel del varón en la familia trasciende ya el de simple proveedor, Báez opina que todavía se castiga de alguna manera a los hombres que no tienen una ocupación remunerada fuera de casa.


“Paradójicamente -expresa-, luchamos contra el machismo por un lado, pero el discriminar a un hombre sin trabajo es reflejar que el machismo está tanto en los hombres como en las mujeres”.

Desempleo masculino impacta el hogar
El desempleo del esposo y padre suele impactar la relación de pareja y la dinámica familiar, aunque ese impacto no necesariamente debe ser negativo.

“La relación de pareja puede verse afectada de forma positiva o negativa en varios ámbitos”, asegura FiorD’Aliza Alcántara, psicóloga de Centro Balance.

Todo dependerá de los acuerdos que establezcan los miembros de la pareja y de la apertura que estos tengan frente a los cambios.

La libertad del hombre de manejar sus horarios le brinda la oportunidad de fortalecer aspectos familiares que ameritan tiempo y cercanía.



Podría, por ejemplo, involucrarse más de lleno en la crianza y cuidado de sus hijos, si es que las demandas de un empleo formal no se lo permitían antes.

“Excelentes padres se forman cuando pasan tiempo con los hijos. Un padre que no trabaje un tiempo tendrá este privilegio”, comenta Kaly Báez, psicóloga clínica del equipo de Terapia Boutique.

No obstante, advierte Báez, el desempleo masculino prolongado podría convertirse en el detonante de inconvenientes que, de no manejarse adecuadamente, conduzcan a una separación.

Consecuencias
Aparte de la reducción en los ingresos del hogar -que obliga a hacer un cambio en el estilo de vida y a postergar proyectos familiares-, con frecuencia se quiebra la armonía, aumentan las tensiones y el estrés familiar, hay recriminaciones y comparaciones con otras familias.

La mujer, así como los hijos en edad de trabajar, experimentan una sobrecarga tanto en el plano laboral como en el económico y emocional.

Como el impacto de esta situación varía de un hombre a otro y de una familia a otra, la respuesta también será diferente.

“No existe una receta única para todas las parejas y familias que viven una situación de desempleo, pues cada contexto y estilo de vida de pareja y familia es distinto”, argumenta Alcántara.

Medidas
FiorD’Aliza Alcántara sugiere:

• Construir un espacio de diálogo y definir las pautas a seguir.

• Conversar sobre cuáles cosas pueden hacer para evitar que la relación caiga en desigualdad o injusticia.

• Evitar caer en situaciones de maltrato, victimización y conducta de manipulación de ambas partes.

• Determinar cuáles son las responsabilidades que asumirá el hombre para acompañar el equilibrio familiar.

• Reinventarse. “Perder un empleo del estatus que sea no debe ser un motivo para sentir que valemos menos; es precisamente en esos momentos que hay que reinventarse”.

• Aprovechar al máximo el tiempo que por razones laborales no hemos podido dedicar a la familia y a nosotros mismos.

• Buscar ayuda profesional cuando sea necesario. “Si la persona siente que está pasando por un estado depresivo, debe asistir a consulta terapéutica. Para presentarnos ante un empleador como una opción o para iniciar algún negocio como emprendedor, debemos estar bien, en buen estado físico y emocional”, concluye la profesional de la conducta.



1 ¿Cómo debe actuar la mujer? Kaly Báez resume su opinión en cuatro puntos:
1. Evitar hacer juicios.
2. No tomar en cuenta comentarios machistas.
3. Reforzar la comunicación y el trabajo en equipo.
4. Trabajar en metas comunes.


2 Limitaciones. Si los ingresos del hombre son los únicos con los que cuenta el hogar, se verán afectados los proyectos que la pareja tenga en el momento, además de los tratamientos médicos y la educación de los hijos.


3 Equilibrio. “Lo ideal es trabajar en equipo y danzar con la situación. Hoy no tienes trabajo, hoy funcionamos de una forma, y cuando consigas trabajo, funcionamos de otra forma más equitativa, por llamarlo de alguna forma”, dice Kaly Báez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario