Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

miércoles, 17 de enero de 2018

Alertan sobre los daños al oír música estridente

Doris Pantaleón
Santo Domingo
La música estridente que han adoptado los jóvenes como cultura, amplificada aún más por el uso de dispositivos como audífonos, produce alteraciones cerebrales que están degenerando en daños a la salud que van desde lesiones de oído, trastornos neurológicos, incitación a la violencia hasta la muerte, viéndose cada vez con más frecuencia en jóvenes entre los 18 y 30 años.

La alerta fue emitida ayer por el neurólogo José Silié Ruiz, quien asegura que ese tipo de música provoca trastornos en las neuronas, en las ondas eléctricas del cerebro, en la memoria inmediata y produce emociones distorsionadas y distracciones que están contribuyendo a aumentar la frecuencia de accidentes de tránsito entre los jóvenes.

Al emitir la preocupación que existe entre sus colegas al respecto, Silié Ruiz advirtió que las consecuencias son aun mayores cuando a esa forma de escuchar música se le suma el fumar hookah y el uso de diferentes sustancias que se utilizan como estimulantes y energizantes, cuyo consumo en forma de cóctel es muy común entre la población joven, siendo causantes de muchas muertes.

Cultura difícil de romper
Entiende que las consecuencias de esa cultura debe llamar la atención de las autoridades y de todos los sectores de la vida nacional, para poder enfrentarla de una manera integral, ya que se trata de una cultura adoptada que no será fácil romper.


El especialista explicó que la música como elemento de estímulo cerebral produce placer o displacer, dependiendo del tipo de música y del cerebro de cada quien, que es particular, y que ese tipo estridente daña el cerebro, crea violencia, daña el sistema cardiovascular con descontrol de la presión arterial, daña la memoria y provoca desconcentración.

“Esa música estridente está demostrado que produce alteraciones o daños en las neuronas, alteración de las ondas cerebrales, distracción; afecta la memoria inmediata y produce emociones distorsionadas, porque la música es uno de los elementos que mayor estímulos emocionales produce, estando a nivel de la comida, el sexo y la droga”, señaló.

 Dijo que los cambios en los jóvenes se ven mayormente porque los incita a la violencia, los ensordece, cuando están conduciendo su vehículo se descuidan provocando accidentes de tránsito, porque los va envolviendo en una emoción que los aísla de la realidad.

Señaló que aunque no se ha comprobado, él presume que toda esa mezcla de estímulos han ido aumentando los accidentes cerebrovasculares, que se ven cada vez más en personas jóvenes.

Agregó que ese joven que escucha esa música tan estridente en el futuro tendrá más posibilidades de tener problemas de oído, que se manifiesta en escuchar una serie de pito, lo cual es producto de esas exposiciones sonoras.

Dijo que es preocupante que esa realidad se está viendo en el país sin preocupación, sino como algo propio de la cultura adoptada de otros países, por lo que no existen normas al respecto.

Musicoterapia
Explicó que en contraposición a los efectos de la música estridente, está  lo que produce la música suave o musicoterapia que usada con éxito en la medicina de rehabilitación de pacientes con accidentes cerebro vascular, con alzheimer, parkinson y todas las formas de demencia.

Saber

No hay comentarios:

Publicar un comentario