Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

viernes, 8 de diciembre de 2017

Tratamiento temprano en la dentición primaria

Dra. Lourdes Raquel Valenzuela. Odontóloga/Odontopediatra
info@dentalstudiospa.com
La prevención es uno de los objetivos principales de todo profesional de la salud con un alto nivel de compromiso. Los odontopediatras debemos de educar y concientizar sobre la formación de maloclusiones (mal alineamiento de los dientes) en los niños.

Prevenir las maloclusiones debe iniciar desde el nacimiento: la madre debe estar informada de cómo alimentar al recién nacido correctamente, ya que desde tan temprana edad se pueden instalar malos hábitos. En la lactancia materna, la posición correcta del bebé estimula el buen desarrollo de sus maxilares, su respiración nasal, y la posición correcta de su lengua. Si estos patrones se establecen se fijarán en el cerebro y se mantendrán en las siguientes etapas de su desarrollo.

Sin embargo, cuando ya estamos frente a un problema de maloclusión, malos hábitos o pérdida de espacio precoz, etc… debemos actuar. El tratamiento temprano es el que se inicia en la dentición primaria (dientes de leche) o en la dentición mixta (que es cuando comienza el recambio dental) con el propósito de corregir e interceder en anomalías y así simplificar algún tratamiento en la dentición permanente.

Existe la idea completamente equivocada de creer que para intervenir en una malformación de maxilares es necesario esperar a que los niños cambien toda la dentición primaria a dentición permanente.



Generalmente, en la dentición primaria siempre hay algo que hacer. Hay que entender que los resultados del tratamiento temprano se benefician debido a los cambios que se producen durante el crecimiento. Cada caso se debe de estudiar para concluir en el correcto diagnóstico y así aplicar el plan de tratamiento adecuado.

El gran porcentaje de anomalías maxilares se pueden tratar en dos fases. En la primera fase se previene y se corrigen las alteraciones existentes. De haber logrado una intervención exitosa en esta fase, la segunda se volverá más simple e implicará menos tiempo en el proceso.

La intervención en la primera fase juega un papel primordial.

También es importante recordar que el aspecto estético de los dientes influye directamente en la autoestima del niño.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario