Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

lunes, 11 de diciembre de 2017

Liderazgo femenino “Una meta más que una cuota”

Patria Reyes Rodríguez
patria.reyes@listindiario.com
Santo Domingo
Impulsar el ascenso de las mujeres a posiciones de liderazgo, y garantizar la equidad de género en los puestos de dirección es un asunto de responsabilidad social desde lo interno de las organizaciones, tanto empresariales como públicas, para lograr un desarrollo social equilibrado.

Así lo estableció la general del Departamento de Recursos Humanos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Claudia Bock-Valotta, en su primera visita al país para presentar los logros del Programa Mujeres Líderes Emergentes implementado desde lo interno del BID, y que será replicado por el Gobierno dominicano como un piloto modelo para toda la región.

Al preguntarle cómo pueden lograr las mujeres dar el salto hacia posiciones de poder, Bock-Valotta indicó que debe haber un compromiso fuerte del liderazgo institucional o del país, así como determinación de las mujeres para construir liderazgo, ya que esto trae un círculo virtuoso en la sociedad.


Como una muestra, Bock-Valotta dijo que se ha comprobado que el 90% de lo que las mujeres ganan lo invierten en la familia, por lo que “tener a las mujeres incorporadas al proceso productivo es de por sí algo muy beneficioso a la sociedad”.

Indicó que para lograr escalar a los puestos de dirección las mujeres necesitan fortalecerse a sí mismas, crear confianza en sus propias capacidades y recursos para dirigir de manera propositiva y acertiva.

Bock-Valotta, quien es abogada de profesión con 25 años de experiencia en entidades como el Banco Central Europeo (BCE), señaló que en República Dominicana aunque las mujeres han avanzado notablemente en lo académico no están representadas al mismo nivel en posiciones de liderazgo.

Consideró que se debe trabajar para que las mujeres hagan conciencia de la necesidad de dar el salto a posiciones de liderazgo, rompiendo el círculo de la sobrecarga familiar, la timidez, y la poca confianza en sí misma.  Agregó que se deben crear redes profesionales que sirvan de apoyo y empoderamiento para las mujeres. “Nadie nació sabiendo cómo presentarse en público, ese tipo de seguridad en si misma es un músculo que se entrena haciéndolo, creando oportunidades para que las mujeres puedan liderar un proyecto, levantar la mano y decir yo estoy dispuesta, yo quiero tomar esa posición”.

Block-Valotta señaló que es importante mostrar que este no es un tema de la mujer, que se debe  impulsar una transformación cultural incluyendo a los hombres como socios en este proceso de cambio que también es de beneficio para ellos.

A pesar de mostrarse opuesta a la asignación de cuotas para las mujeres, indicando que las posiciones deben ser ocupadas en base al mérito, sugirió que a la hora del reclutamiento para personal se debe hacer una selección propositiva para incentivar el liderazgo de la mujer. “En un reclutamiento cuando los profesionales han pasado por todas las pruebas requeridas se debe aplicar la regla de que a igualdad de condiciones se debe preferir posicionar a una mujer”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario