Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

jueves, 2 de noviembre de 2017

Inmigrante uzbeko había decidido hace un año perpetrar un atentado en EE.UU.

EFE
Nueva York
El inmigrante uzbeko acusado de perpetrar este martes un atentado terrorista en Nueva York estaba planeando el ataque desde hace un año y eligió el 31 de octubre para "causar el máximo daño", informaron ayer fuentes oficiales.

Sayfullo Saipov, de 29 años, que llegó a Estados Unidos en marzo de 2010, se enfrenta a un cargo de terrorismo, que puede llevar una condena máxima de cadena perpetua, de acuerdo con la querella dada a conocer por la fiscalía de Nueva York.

El atentado causó la muerte de ocho personas, cinco de ellas de nacionalidad argentina, así como una docena de heridos. Las víctimas se produjeron cuando el ahora detenido atropelló a decenas de personas en un carril para bicicletas del suroeste de Manhattan.

Saipov fue detenido después de recibir un disparo de la policía, tras salir del vehículo que utilizó gritando en árabe "Alá es grande", y ahora está bajo vigilancia en un hospital de Nueva York.


La querella que fue difundida por la fiscalía federal del distrito sur de Nueva York, previa al acta de acusación formal, deja claras las intenciones de Saipov e incluye pruebas que demuestran sus simpatías con el Estado Islámico (EI).

De hecho, cuando fue interrogado por primera vez en el hospital donde era atendido pidió que se colocara en su habitación una bandera de ese grupo terrorista, y no mostró ningún remordimiento por el ataque que presuntamente realizó.

La querella, de diez páginas, presentada ante la jueza Barbara Moses, describe las actuaciones de Saipov, parte de sus primeras declaraciones y los materiales que se cree eran de su propiedad cuando quedó detenido.

De acuerdo con el documento firmado por la agente especial del FBI Amber Tyree, Saipov "fue inspirado para cometer el ataque con la camioneta por vídeos del EI que dijo había bajado a su teléfono móvil".

El texto agrega que hace cerca de un año Saipov "comenzó a planear un ataque en Estados Unidos, y aproximadamente hace dos meses decidió usar una camioneta para causar el máximo daño contra civiles".

De hecho, el 22 de octubre alquiló una camioneta para familiarizarse con ella, y eligió el martes para su ataque porque creía que "habría más civiles en las calles" celebrando el tradicional desfile de Halloween.

"Saipov quería colocar banderas del EI en la parte delantera y la trasera de la camioneta durante el ataque, pero decidió no hacerlo porque no quería llamar la atención", agrega el texto de la querella.

Pero cuando fue interrogado por la policía dijo que quería una bandera del EI en la habitación del hospital "y afirmó que se sentía bien por lo que había hecho", agrega el documento.

Entre los objetos incautados por los agentes en el vehículo que usó o en sus proximidades se encuentran dos teléfonos móviles.

Uno de ellos contiene vídeos distribuidos por el EI, uno de ellos con el asesinato de un prisionero que es aplastado por un tanque de guerra, otro con una decapitación y uno más que se ve a otra persona a quien asesinan disparándole en la cara..

El mismo aparato contenía cerca de 3.800 imágenes que incluyen muchas con los símbolos del EI y otras de su máximo líder, Abubaklar al Bagdadi.

El otro móvil contenía un historial de búsqueda de internet que incluía información sobre la fiesta de Halloween en Nueva York, así como empresas de alquiler de vehículos.

Además del cargo de apoyo a un grupo terrorista, Saipov ha sido acusado del delito menor de "violencia y destrucción de vehículo" por los datos que causó en el que había alquilado y contra un autobús escolar contra el que terminó chocando.

Los cargos fueron anunciados en una rueda de prensa encabezada por el fiscal federal Joon Kim, que estaba acompañado por jefes policiales de Nueva York.

El comandante de la lucha antiterrorista, John Miller, afirmó que los indicios apuntan a que Saipov presuntamente siguió "instrucciones tácticas" difundidas por el EI para perpetrar este tipo de atentados.

Y puso como ejemplo el hecho de que practicara con el vehículo días antes de perpetrar el atentado y que llevaba en su poder, en el momento del atentado, varias armas blancas "secundarias".

Antes de que se diera a conocer esta información, el FBI emitió una orden de búsqueda y captura de otro inmigrante uzbeko, identificado como Mukhammadzoir Kadirov, en relación con el atentado del martes.

Pero en la rueda de prensa las autoridades indicaron que ya había sido localizado y no quisieron dar mayor información al respecto.

Fuentes policiales dijeron a medios locales que Kadirov conocía a Saipov, pero se ha descartado que jugara algún papel en el atentado terrorista del martes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario