Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

martes, 31 de octubre de 2017

Un país bajo violencia

Juan Eduardo Thomas
juan.thomas@listindiario.com
Santo Domingo
Primera historia: veintisiete años y se llama Jayson, casado y taxista. Segunda historia: Andrés es periodista y cumplió 29 hace unas semanas. Los dos crecieron en un barrio de Sabana Perdida, al noreste de la capital dominicana, donde era costumbre jugar con libertad entre sus calles, dando igual si fuese de día o por las noches.

No había en aquellos años mayores controles familiares que las advertencias de no pasar de ciertas horas en la calle. Advertencias que redujeron con los años las horas permitidas.

Jay se mudó a Santiago con su familia. Andrés permanece en la capital. Son dos cruces de camino sobre la delincuencia y, la que es más peligrosa, la violencia en toda la sociedad. Uno vive la sensación de inseguridad, al otro le pusieron su vida como ejemplo.

El paso de Jayson por la mala historia llegó una noche de domingo. Acudía a un servicio como taxista, bajo operación de la internacional Uber. Acudió a la dirección que pedía el cliente. Y cuando abordaba a sus nuevos pasajeros le sorprendieron puras ráfagas de balas. Murió al momento. Sus clientes, a quienes perseguía un grupo de jovenzuelos, solo resultaron heridos.




Medición. La tasa de lesionados por armas de fuego en el primer semestre del 2017 fue de 36.4 casos por cada 100,000 habitantes.

Esa realidad de inseguridad ciudadana que suele gravitar en las calles del país, aquella tantas veces etiquetada por las autoridades como temas de percepción, encuentra ahora respaldo en datos oficiales: 26,864 personas asesinadas desde el año 2005 y hasta el mes de agosto de estos días. A promedio de 2,066 muertes por año.

Y este año esa sensación, o “percepción”, también ve su realidad en los robos de automóviles y motocicletas, que se han incrementado un 34.40% en el primer semestre de 2017 y en las armas de fuego robadas, que también crecieron un 21% durante el mismo período cuando se le compara con 2016.

Y puede que el problema ya no sea tan solo una discusión sobre delincuencia, sino de qué tan violentos se van tornando los dominicanos ante banalidades y simplezas como el cruce de una luz roja, el pago de una comida o un juego de dominó.

Hace unos días, este diario publicó un recuento de al menos 20 asesinatos en los últimos seis años por discutir por parqueos, deudas monetarias, roces entre vehículos y hasta por poner sobrenombres.

Aun más: los porcentajes de personas mayores de 12 años que declaran haber sido víctimas de asaltos se han duplicado desde el año 2005: 3% en ese primer año de medición, hasta el 7.5% de los consultados que recoge la Encuesta Nacional de Hogares (Enhogar) como ciudadanos que admitieron ser asaltados en los doce meses previos a la entrevista.

A Andrés, nuestra segunda historia, le sorprendió hace unos meses el nivel de crispación de la sociedad cuando tres vehículos, incluido el suyo, intentaron cruzar una intersección al mismo tiempo. Andrés frenó su vehículo cuando notó el atascamiento y que los dos restantes no estaban a disposición de retroceder.

Quedaron entonces dos automóviles forzando el cruce. Y todo se resolvió cuando uno de ellos salió de su carro con arma de fuego en mano. El otro auto retrocedió y aceleró al momento, mientras dejaba improperios desde su ventanilla. El hombre armado miró a Andrés, quien siguió su retroceso para despejar la vía. Eran apenas las 7:25 de la tarde.


Problema. La única región del mundo en la que se incrementó la violencia letal fue América Latina entre los años 2000 y 2010. El PNUD señala que sus ciudadanos identificaban "el crimen y la violencia como su principal preocupación".

COMPORTAMIENTO DE DATOS Y SUCESOS
 361 armas de fuego fueron reportadas como robadas durante los primeros seis meses del año. Eso  representa un incremento de un 21% más que en el mismo período año 2016.

3,356 robos de autos y motocicletas se produjeron en los primeros seis meses del año. Ese dato representa un aumento de 34.40 % más que durante el año 2016.

El 58% de los homicidios se cometieron con arma de fuego en el primer semestre en República Dominicana. En segundo lugar se ubican los de arma blanca que representan el 29 %, y otro 8 % recae por objetos contundentes.

630,395 denuncias de delitos sexuales y violencia intrafamiliar se han colocado en el país desde el año 2008 y hasta agosto del presente año.

1,849 personas fueron reportadas como heridas por armas de fuego en los primeros seis meses del presente año.

1,095 Homicidios se han registrado desde el mes de enero y hasta agosto de 2017.

Estos datos se extraen del Observatorio de Seguridad Ciudadana y de la Procuraduría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario