Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

sábado, 21 de octubre de 2017

Sufre de trombosis pero los paros lo dejan sin controles

Carolina Pichardo
carolina.pichardo@listindiario.com
Santo Domingo
Cabizbajo, con una voz afligida y solo estaba sentado al final de una fila de asientos José Mateo, él junto a decenas de personas esperaba su turno para entrar al hospital doctor Francisco Moscoso Puello, en donde sería tratado para curar una úlcera que tiene desde hace tres años.

El área de consultas estaba afuera del hospital, ubicada justamente debajo de una carpa, en donde los pacientes que iban hacia algún especialista esperaban su turno.

En ese preciso lugar, Mateo contó que vive en el sector Capotillo, y que hace solo 20 días sufrió una trombosis, pero con los paros médicos teme por su bienestar.

Todos los miércoles debería acudir a una cita con un especialista, pero en estas últimas tres semanas ha tenido como obstáculo las constantes huelgas que caen justamente ese día.

Esta semana no fue una excepción, el Colegio Médico Dominicano decidió realizar una huelga de tres días  que finalizó este viernes a las 6:00 de la mañana.

“Yo tengo úlcera, tengo que venir todas las semanas pero cada vez que me toca la cita es miércoles y siempre hay huelgas, tengo tres semanas en eso”, dijo afligido el señor.


Mateo no puede pagar un médico particular, ni recibir asistencia en una clínica por sus escasos recursos, así que tiene que adaptarse a las huelgas y arriesgarse a que su enfermedad empeore.

“Al pobre siempre le tocan estos sacrificios. Mientras ellos (el Colegio Médico Dominicano) están exigiendo su mejoría, nosotros los pacientes pagamos”, además agregó que no le conviene que el próximo miércoles 25 haya una huelga, porque se supone que ese día tiene una cita médica.  Según un empleado del hospital había más pacientes de lo usual porque a la mayoría le movieron las citas médicas para este viernes.

Otro drama
Pero el drama no solo se veía en ese centro médico. En el hospital infantil doctor Robert Reid Cabral, que también cumplió el paro de labores en las consultas y se reintegró ayer a su rutina semanal, estaba junto a su hija de cuatro años Evelin Rosario, quien perdió hace aproximadamente cinco años un bebé de tres meses “por culpa del hospital”.

A los 16 días de haber nacido la criatura le fue detectada una cardiopatía. Tras el paso de los meses su salud se iba deteriorando, pero al tercer mes de su nacimiento su niño tuvo una neumonía, así que lo llevó a emergencias y a pesar de que se enfrentó al personal médico para que le brindaran atenciones especiales, lo enviaron a una incubadora y murió en una semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario