Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

lunes, 30 de octubre de 2017

“Pound fitness”: mezcla de técnicas para el cuerpo

Dafnee De Frías / Especial para LD
Santo Domingo
Tal y como sucede en el mundo de la moda, el fitness tiene una amplia oferta para todos los gustos. Si entre tus resoluciones de este año estaba “ponerte en forma” y no encontraste la clase ideal para ti, puede que no sea tarde para tachar de la lista esa resolución.

Cada programa de entrenamiento ha sido creado con el fin no sólo de ofrecer beneficios al que lo practica, sino también el de cautivarlo, mantenerlo enganchado, sorprenderlo y, en algunos casos,  hasta convertirlo en un artista.

¿Alguna vez has deseado estar en una banda de rock y ser el baterista en ella?

Aunque suene a locura, existe un programa de ejercicios inspirado en esta contagiosa y energética aventura que simula tocar las baterías mientras te ejercitas.

“Pound fitness” no es más que un tipo de entrenamiento que mezcla la técnica del yoga y del pilates con ejercicios cardiovasculares utilizando música pop, rock y hip hop, mientras se imita tocar la batería al compás del beat musical.


A pesar de utilizar la música como base, no es una clase de baile, sino más bien de fortalecimiento y tonificación muscular.

¿Cómo surge y de dónde viene?
Pound fue creado en el 2011 por dos bateristas recreacionales y atletas universitarias: Kirsten Potenza y Cristina Peerenboom. Ambas requerían de mantener sus cuerpos estables, delgados y simétricamente alineados, por lo cual practicaban de forma regular Pilates. A pesar de obtener los resultados deseados, se sentían cansadas de las mismas rutinas y con deseos de reactivar la diversión en los entrenamientos.

No fue sino hasta un día que se vieron forzadas a tocar la batería sin el asiento, y se mantuvieron en una sentadilla durante toda la canción, que se dieron cuenta que esta acción y un entrenamiento podría hacerte sudar y trabajar tus cuádriceps de la misma manera. De esa forma se crea el “pound fitness”, actualmente enseñada por más de 10,000 instructores a nivel mundial.   



La Clase
Cada sesión tiene una duración de 45 minutos donde con el uso de “ripstix” (palos plásticos de batería diseñados específicamente para esta clase) y siguiendo el patrón musical, ejecutas los movimientos logrando quemar entre 500 a 900 calorías.

A medida que transcurre la clase, la música deja de ser quien guíe al participante mientras que éste  se convierte en el orquestador de la misma.

Utilizando como base los movimientos de yoga y pilates, e incorporando una porción de ejercicios cardiovasculares, cada sesión trabaja distintas partes del cuerpo, siendo lo glúteos, piernas y abdomen donde se ven más resultados.   

Cómo funciona: En vez de contar repeticiones o mantenerte al tanto del reloj, esta clase distrae al alumno de la duración y de la intensidad del entrenamiento, enfocando su atención en el ritmo y el volumen, siendo esta distracción estratégica la que vuelve adictos a quienes la prueban.

Cada canción está estratégicamente calibrada con picos de intervalo y secuencias extendidas de quema de grasa, ofreciéndole al participante el mejor entrenamiento en el menor tiempo. Una vez completados los 45 minutos de cada sesión, el alumno habrá completado más de 15,000 movimientos con los “ripstix”, ejecutado más de 300 sentadillas y aplicado unas 70 técnicas de movimiento sin darse cuenta.

Beneficios
ï Puedes quemar hasta 900 calorías en una sesión.

ï Fortaleces, esculpes y tonificas músculos que no usas frecuentemente.

ï Obtienes una figura más delgada y estilizada mientras simulas ser un baterista al ritmo de música Rock y Pop.

ï Mejoras la coordinación, velocidad de respuesta, agilidad y resistencia.

ï Disminuyes medidas en la cintura y piernas.

ï Desarrollas la capacidad de escuchar cada beat de la música y mejoras tu musicalidad.

ï Trabajas la estabilidad, equilibrio y balance.

ï Combates el estrés, la ansiedad y la fatiga emocional.

ï Desarrollas nuevas destrezas asociadas al movimiento, la música y al ritmo que produces cuando suenas los “ripstix” contra el suelo, sin perder la noción del espacio y forma.  

¿Para quién es?
Para asistir a una sesión no se requiere de experiencia previa, alguna destreza específica, oído musical o ser un baterista profesional.

Esta clase está diseñada para todos los niveles del fitness. No importa si eres hombre o mujer de cualquier edad, las sesiones pueden ser adaptadas y ajustadas a cada grupo poblacional.

Se recomienda el uso de ropa elástica como licras o leggins, una camiseta regular y tennis. Muchas personas lo practican descalzos o con medias especiales para pilates o yoga.

Es responsabilidad del Centro que ofrece la clase, el de proveer a cada participante de un par de Ripstix para usarlo durante la clase.

Ripstix
Una clase de “pound fitness” no se ejecuta sin su equipo especial llamado “ripstix”. Estos palos de batería han sido diseñados y fabricados especialmente para ser utilizados en cada sesión.

Ventajas de su uso
ï Cuentan con un peso de º de libra que se aporta a cada movimiento creando un desbalance del cuerpo, lo que provoca una contracción y estabilización del tronco.

ï Intensifican cada posición con una ligera resistencia que fortalece los hombros, bíceps, tríceps, antebrazos y espalda.

ï Le permiten al participante  tener la experiencia de conexión audio-muscular. Lo que significa que podrá escuchar lo que sus músculos están haciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario