Etiquetas

Ferretería Andres

Grabación de Eventos

miércoles, 25 de octubre de 2017

Crímenes que retaron al director de la Policía

Santiago Benjamín de la Cruz
santiago.delacruz@listindiario.com
Santo Domingo
En los 54 días que el mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte tiene siendo director de la Policía Nacional han sucedido al menos nueve hechos que han retado su capacidad investigativa y la de los hombres y mujeres que componen su equipo para combatir los delitos en el país.

Los principales casos que han estremecido a toda una sociedad y retado la capacidad de la Policía para resolver los crímenes son el de la adolescente Emely Peguero, el cual ya estaba en curso cuando Bautista Almonte tomó la dirección del cuerpo del orden, así como la captura de los responsables del asesinato de Eddy Peña.

También el asesinato de dos personas en San Luis, la muerte de la adolescente Kimberly Adón, cuyo caso la Policía refirió a la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet); el asesinato de dos agentes policiales, la búsqueda de Pedro Alejandro Castillo Paniagua “Quirinito”, el rapto de una niña de un hospital y el asesinato del abogado y catedrático universitario Yuniol Ramírez.


Inmediatamente el mayor general Bautista Almonte asumió la dirección de la Policía Nacional, tuvo que enfrentarse a un caso que estremeció todo el país y que la prensa internacional también se hizo eco: el doble asesinato de la adolescente Emely Peguero y la criatura que llevaba en su vientre.

Bautista fue designado director de la Policía el 30 de agosto de este año, mediante el Decreto 320-17.

Emely fue reportada desaparecida el 23 de agosto de este año y su cuerpo sin vida fue hallado por las autoridades judiciales en estado de descomposición y degollada en un saco dentro de una maleta el 31 de agosto.

Por la muerte de la adolescente fue apresado el novio de la menor, Marlon Martínez, la madre del mismo, Marlin Martínez, y otras personas que ayudaron a esconder el cadáver.

Otro caso de muerte de una adolescente es el de Dioskairy Gómez, de 18 años. Su cuerpo fue encontrado el 30 de agosto en llamas en Sierra Prieta, municipio Fantino, provincia Sánchez Ramírez. Su padrastro está preso por esa muerte.

El asesinato de Eddy Peña ocurrió el 24 de julio de este año, y a quien se vinculó a su muerte desde el principio fue a un exempleado del padre de Eddy que tenía una orden de arresto por dos robos que había cometido.

El 6 de este mes agentes policiales apresaron en Higüey a Juan Carlos Zapata, alias “Kiko 7”, acusado de asesinar a Peña.

La muerte de Kimberly Adón fue otra de las muertes que estremecieron al país. Por el caso ser un accidente de tránsito, fue referido a la Amet.

Al joven que conducía el vehículo donde murió la adolescente le dictaron tres meses de prisión preventiva en La Victoria, pero fue liberado al determinarse que fue un accidente de tránsito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario