Etiquetas

Grabación de Eventos

lunes, 30 de noviembre de 2015

El planeta está a dos grados de calor para el fin del mundo

cambo climatico calot ñmdvñmkclEsta no es una profecía más.  El consenso científico llegó. La vida en la tierra tal como se conoce  corre peligro si sigue aumentando la temperatura debido a la emisión de gases que causan efecto invernadero. La mala noticia es que solo dos grados de calores el límite para el fin del mundo. Si no se reducen en al menos 50% las emisiones en general, para 2060 ya el planeta habrá superado  ese borde. La buena noticia es que los científicos y los políticos están de acuerdo. La noticia en  desarrollo es que las naciones deben llegar a acuerdos en lo que resta del año para refrendarlos en diciembre cuando se reúna en Paris la Conferencia de las Naciones Unidas  sobre elcambio climático.

En diciembre de este año, la La 21ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), o COP21, que se celebrará del 30 de noviembre al 11 de diciembre de 2015   demostrará si el lobby, las negociaciones y los compromisos previos entre gobiernos son suficientes para alcanzar un acuerdo global que permita la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.


Francia ha dispuesto de grandes esfuerzos para lograr un éxito diplomático. Su papel no es fácil, explica el portavoz del Ministerio de Asuntos Extranjeros, Romain Nadal. Deben ser neutrales por su condición de sede de la Cop21, pero a la vez deben persuadir a los países para que expresen antes de junio sus compromisos y para que en diciembre se hayan conciliado las necesidades- de las economías emergentes y de los países `pobres- con la realidad y la urgencia de tomar acción.

“Esta vez se requiere que todos reduzcan su aporte a la emisión de gases de efecto invernadero porque no hay un plan B. No podemos vivir en otro planeta” afirmó durante una conversación que se realizó en Paris.

Pese a que uno de los objetivos del plan de la patria de Venezuela es justamente “salvar al planeta” y el papel activo que jugó la negociadora Claudia Salerno, esta nación aún no  informado de su compromiso. La isla de Margarita  fue sede en noviembre de 2014  de la cumbre social, uno de los eventos preparatorios para el acuerdo del próximo diciembre.

 ¿Será verdad?

El profesor Pierre Raddane,  experto en política energética,  advierte que para el público masivo es difícil comprender cómo un incremento promedio de un grado puede ser tan determinante para la vida en el planeta.

Intenta explicarlo con un ejemplo. Durante la última era glacial, la temperatura promedio de la tierra era de 9 grados. Y países como Venezuela estaban cubiertos por un kilómetro de hielo. En miles de  años la temperatura promedio aumentó a 14 grados, apenas 6 grados en tantos años. Si no se detiene la producción de C02 de los niveles actuales,  en los próximos 100 años el incremento de la temperatura podría oscilar entre 1,4 y 5,8 grados, lo cual haría imposible la vida en el planeta.

El clima es un fenómeno complejo que tiene variables naturales- la rotación de la Tierra, las corrientes marinas, etc- y causas humanas como el  aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que genera en consecuencia un  aumento de la temperatura, lo cual a su vez  ha ido cambiando el régimen de precipitaciones, ha producido deshielo de glaciares, aumento del nivel del mar y fenómenos climáticos extremos.

El cambio climático es considerado por las Naciones Unidas como “un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima”. Una de las variables que más influye  es el calentamiento global.

Si bien el consenso científico ha llegado, aún se construye el político, luego de 23años de la Convención marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático. A diferencia de 1997 cuando países como Estados Unidos y China se negaron a suscribir el Protocolo de Kyoto- que planteaba a los países industrializados la reducción de 5% de los gases generados de efecto invernadero- esta vez,  los dos principales contaminantes han expresado su intención de sumarse al acuerdo de París.

El  presidente Barack Obama reconoció que el cambio climático era innegable y ha insistido en que Estados Unidos debe estar consciente de esta situación. El pasado 20 de mayo, Obama afirmó :  El cambio climático “tendrá un impacto en cómo nuestros militares defienden al país. Así que tenemos que actuar y tenemos que hacerlo ya”.

Raddane sostiene que es necesario la solidaridad y el consenso obligatorios. La primera tiene que ver con el apoyo a los países pobres para que se puedan a adaptar a un nuevo modelo energético y el segundo porque ya no funciona el método de Kyoto. Agrega que el planeta tarda unos 120 años en absorber los gases emitidos, es decir, que aunque haya reducciones aún esos contaminantes seguirán un buen tiempo en la atmósfera. Por eso aunque los países hagan su mejor esfuerzo en la reducción de gases, la temperatura seguirá aumentando y dos grados es lo máximo que se podría tolerar, según los expertos.

Las dificultades para llegar a los acuerdos

Son varias las razones para que el acuerdo entre gobiernos haya tardado tanto. Entre esas que no había unanimidad científica sobre el calentamiento global y sus causas,  y las razones de orden económico. Si bien los países desarrollados han sido los primeros emisores de gases de efecto invernadero, las economías emergentes también han sumado su cuota de emisiones y requieren energía fósil para mantener su ritmo de crecimiento. Igual ocurre con países productores de petróleo ya que se necesita  un cambio sustancial en el modelo energético.

En el reciente foro Diálogo del Clima de Petersberg, la canciller alemana Ángela Merkel y el presidente fracés Francois Hollande dijeron claramente que se necesita un acuerdo “ambicioso y vinculante” en diciembre para sustituir al Protocolo de Kioto.

La agencia EFE reportó que en el foro de Petersberg, en el que participaron 35 países, se comprobó que los compromisos hechos públicos por la comunidad internacional hasta el momento son insuficientes para lograr las metas fijadas, como limitar a dos grados el aumento de temperatura en la superficie del planeta a finales de siglo respecto a niveles preindustriales.

“Hacemos una llamada a la movilización; no hay tiempo que perder”, subrayó Hollande para invitar a que tanto los países industrializados como los emergentes presenten ya sus compromisos.

Merkel anunció  que Alemania duplicará hasta 4.000 millones de euros anuales (unos 4.400 millones de dólares al cambio actual) su aporte al Fondo Verde del Clima, que debería estar dotado con 100.000 millones de dólares para 2020 con el fin de asistir a los países en desarrollo más vulnerables al cambio climático.

“Los países emergentes no aceptarán ningún acuerdo si no son acompañados en sus esfuerzos”, avisó Hollande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario